El Párroco

Dedicación de las Basílicas de San Pedro y San Pablo* La ideología de género nació podrida. Un aborto de Satanás.

* Estas democracias son bestiales. Imponen al ciudadano, como regla de conducta individual, lo que deciden los partidos políticos.

* San Pablo escribe a los Corintios: “Nosotros somos colaboradores de Dios”. Nosotros también, colaboramos con Dios en la salvación de las almas.

* Hace años, había obispos que se irritaban sí, ante un acontecimiento catastrófico, alguien decía: “Es un castigo de Dios” ¡No podían ser castigo de Dios! Lo siento, si alguien se molesta o se irrita. Para mí, la confusión doctrinal y la relajación moral en la Iglesia de nuestros días es un castigo de Dios, que nos merecemos. Santos quiere Dios.