Montserrat

No tiene derecho

Santa Cecilia - patrona de los músicosAsí como el hombre no tiene derecho de propiedad sobre su cuerpo -que no se reduce en modo alguno a objeto de posesión-, tampoco dispone a su arbitrio de las realidades que colabora a crear. Ni somos dueños de lo que decimos “tener” por haber contribuido a su génesis, ni somos los únicos en sufrir los daños de su dilapidación. Pascal afirmó que “el hombre supera infinitamente al hombre”. (Alfonso López Quintás – Manipulación del hombre en la defensa del divorcio)

Tres clases de relaciones

Tres clases, pues de relaciones se pueden suponer entre un católico y el Liberalismo. -Relaciones necesarias. -Relaciones útiles. -Relaciones de pura afición o placer. Relaciones necesarias. Son las que inevitablemente trae a cada cual su estado o posición particular. Así son las que deben mediar entre hijos y padre, marido y mujer, hermanos y hermanas, súbditos y superiores, amos y criados, discípulos y profesores, etc. Claro es que si un buen hijo tiene la desdicha de que su padre sea liberal. no por eso le ha de abandonar; ni la mujer al marido; ni el hermano o pariente a otro de la familia, más que en los casos en que el Liberalismo en los tales llegase a exigir de su súbdito respectivo actos esencialmente contrarios a la Religión, y que indujesen a formal apostasía de ella. (Sardá y Salvany – El liberalismo es pecado)

Disponer de sí mismo

La autodeterminación anula las alternativas (el bien y el mal, lo justo y lo injusto) y pone a la voluntad, es decir, al sujeto que obra, como regla de su acto: ser libre no es elegir sino decidir(se) y disponer de sí mismo. La libertad de autodeterminación es la libertad negativa, la libertad ejercida con el único criterio de la misma libertad, la libertad como “voluntad de libertad”. (Juan Fernando Segovia – Verbo)

Sepultura de un pueblo

Y, qué sucedería en caso contrario, en aquél en que, extinguiéndose toda iniciativa y toda vida regional, el Estado llegase a sustituir la vida de todas las regiones con la suya propia? ¡Ah!, entonces, negada toda iniciativa, extinguida toda energía, secadas las fuentes de originalidad, seríamos pasto de cualquier conquistador, apareceríamos sin fuerzas, sin vigor y sin vida, y lo que había sido nación gloriosa no sería más que una sepultura de un pueblo. (Juan Vázquez de Mella – El Verbo de la Tradición)

La inmensa revolución

Del beneficioso impacto ecológico de estos embalses da una idea el hecho de que crearon 8.000 kilómetros de ribera interiores, casi el doble que nuestras costas marítimas. La opinión pública no está equivocada, más bien tiene una idea demasiado modesta e imprecisa de la inmensa revolución efectuada en la infraestructura hidráulica durante la Era de Franco. (Gonzalo Fernández de la Mora – Razón Española)

Completa tranquilidad

A pesar de los esfuerzos de la voluntad para dominarme y para no dejar conocer a los que me rodeaban lo que pasaba en mi alma, al final de la meditación sentí que no dependía de mí en absoluto. De repente Jesús me dijo: No has escrito en este cuaderno todo sobre Mi bondad hacia los hombres; deseo que no omitas nada; deseo que tu corazón esté basado en una completa tranquilidad. (Santa María Faustina Kowalska – Diario – La Divina Misericordia en mi alma)

España y los indios motilones

El principio unificador, la fe, fue el elemento visible de una unidad espiritual que se evidenció por ejemplo en la acción de los militares para evangelizar a los indios contraponiéndose a los holandeses que amenazaban Venezuela en la Guayana Esequiba. La conversión de los indios motilones fue pacífica y los convirtió en pueblos agrarios: lo mismo ocurrió con coyanos, macoaes, cozinas, guajiros… El nuevo mundo surge del mestizaje. Por eso se extinguen los pueblos de indios, no por las pestes sino por la mezcla. Un informe dice “este pueblo es de indios, que no saben de qué nación sean. Todos hablan español”. La nueva sociedad adquirió su propia identidad y el secreto fue el tipo de régimen establecido, que el autor compara con ventaja al de Kentucky en la misma época. (Cristian Garay – Verbo)