El Consiliario

Corazón de María, trono brillante de gloria, ruega por nosotros.

*

La persona que ama a María Santísima irradia paz, gozo y alegría.

*

Sin combatir contra los enemigos del alma, -mundo, demonio y carne- no hay vida de eterna felicidad.

*

Preguntan: el amor de Dios y al prójimo ¿son distintos? El amor a Dios y al prójimo es un único e idéntico amor: Amamos a Dios por sí mismo y al prójimo por amor de Dios.

*

La Unión esencial de un alma y un cuerpo forman una sola persona. La Unión accidental de pocos días, de todas las religiones, no hacen la única religión verdadera. Sólo es verdadera la fundada por Cristo.

*

San Pablo dice que pasaba: “noches sin dormir y días sin comer” Y mucho más. Todo por llevar el mensaje de la verdad hasta el fin del mundo. Ese es el camino.

*

Hay muchos que piensan que para ser un buen cristiano basta dejarse llevar por la corriente. Ni santa misa, ni oración, ni limosna. Esta corriente desemboca en el infierno. Siempre contracorriente.