Padre Martínez m.C.R.

José fortísimo, ruega por nosotros.

*

El hombre nuevo de San Pablo, es el que usa su libertad responsablemente.

*

Si no luchamos contra los pecados veniales de orgullo, crítica… no seremos Santos.

*

El secreto de la santidad está en hacer el bien perfectamente, como hicieron los santos.

*

No es inútil luchar contra los pensamientos inútiles. Es necesario luchar para alcanzar la santidad.

*

El amor es la mayor fuerza espiritual, transforma las almas y vigoriza nuestras facultades para hacer siempre la voluntad de Dios.

*

Es verdad que los enemigos del alma son el mundo, el demonio y la carne. Nuestro peor enemigo es nuestro amor propio desordenado.

*

Los sacerdotes dan a los pobres el alimento que más necesitan: la vida divina en los sacramentos. A las parroquias van también los pobres a recibir alimento humano. No van a la sede de ningún partido político.