Isabel

La mujer

Edith Stein

Le hemos reconocido al sentimiento una gran importancia en la estructura total del ser anímico. Tiene una función cognoscitiva esencial, ya que es el punto central en que la recepción del ente cambia en toma de posición, en acción. Por esto no puede ejecutar su tarea sin la colaboración del entendimiento y de la voluntad. Esto no sucede sin el trabajo previo del entendimiento en la actividad del conocimiento.

Complejos

Hoy el pueblo cristiano advierte con angustia muchos silencios magistrales y observa que existen unos complejos que condicionan el ejercicio del gobierno eclesiástico con breve detrimento de las almas y de toda la Iglesia. Seriamente y humildemente pedimos a nuestros pastores reflexiones ante Dios si los conceptos de colegialidad y corresponsabilidad que se vienen utilizando son compatibles con las definiciones del Concilio Vaticano I y con la constitución dogmática “Lumen Gentium” del Vaticano II, cuya exégesis únicamente válida en esta materia nos la da la nota explicativa previa adjunta al documento. (ASOCIACIÓN DE SACERDOTES Y RELIGIOSOS DE SAN ANTONIO Mª CLARET)

Hegemonía cultural

Una de las justificaciones de la política consiste, en que la vida colectiva es conflictiva. Más la lucha política se confunde hace tiempo con la lucha por la “hegemonía cultural”, como pedía Gramsci, sin que esto signifique que sea el autor italiano el deus ex machina de una situación tan confusa como la actual. La historia la “determinan” infinitas causas, concausas, circunstancias y hechos incidentales entre los que hay que elegir para interpretarla. (Dalmacio Negro – VERBO)

Ira santa

Cuando el hombre peca hiere el honor divino. Dios se ve precisado a recomponer el estropicio producido por el mal. Lo exige su justicia. De ahí nace la llamada “ira” de Dios, que no es otra cosa que el NO infinitamente santo e inexorable que Dios lanza contra todo lo malo y contrario a Él. Las consecuencias de esta ira santa las sufre el pecador. Es el llamado “castigo de Dios” que tiene un doble efecto: dar gloria a la justicia de Dios y despertar al pecador que se ha dormido en el pecado. (Jaime Solá Grané – CASTIGOS DE DIOS)

La intensa controversia

La intensa controversia relativa a la Revolución Francesa y a la adhesión a sus ideales de algunos españoles postergaba el debate sobre la nación. Una querella periódicamente reanimada: tras la ocupación francesa (1808-1813) y el fin de las guerras de independencia hispanoamericanas (1808-1825); luego, al día siguiente de la gran derrota sufrida frente a los Estados Unidos en 1898; después, bajo II República (1931- 1936) y bajo el régimen franquista (1939- 1975); finalmente, una vez la democracia “instaurada”, en los años 1990. (Traducción hecha por Maite Vaquero Oroquieta – RAZÓN ESPAÑOLA)

Los totalitarismos del siglo XX

A pesar de la estrecha colaboración entre la Iglesia y la monarquía que los dos pensadores contrarrevolucionarios defendieron y que, a veces, puede dar a entender que se produce una cierta confusión entre religión y política, en ambos permanece la doctrina católica de la distinción de ambos poderes, el religioso y el político, mientras que en el pensamiento de Comte se verifica la fusión de los poderes espiritual y temporal, continuando la senda labrada por la Revolución francesa y que desembocaría en los totalitarismos del siglo XX. (Estanislao Cantero – VERBO)

La falsificación

En las elecciones sufridas en España el 15 de junio d 1977, la falsificación no resulta menos elocuente. Se aplicó la distribución proporcional D’Hondt. La muestra de la justicia “mayoritaria” está en esta cifra:

Votos                         Escaños                              Votos por escaño

UCD                 6.020.993                        165                                         36.491

PSOE               4.998.827                        118                                         42.363

PCE-PSUC        1.582.022                         20                                          79.101

Alianza P.         1.449.091                         17                                           85.241

PSP-FSP            761.625                           6                                           126.938

Afirmamos: el sufragio universal es absurdo y anticatólico en su teoría. Y en su práctica es un burdo engaño, una falsificación escandalosa. (Mn. José Ricart Torrens – CATECISMO SOCIAL)