Padre Martínez m.C.R.

José amante de la pobreza, ruega por nosotros.

*

La inmigración, planificada por las élites ocultas, favorece al capitalismo salvaje y perjudica a los obreros nativos.

*

Los llamados católicos liberales, en realidad son ateos. Dios no existe ni en la política, ni la economía, ni en los negocios…

*

Postmodernistas, maestros y aprendices se empeñan en vivir el momento temporal. Sólo hay un momento presente permanente, la eternidad.

*

La democracia es una difunta que parece que está viva. Los democratistas viven de la muerte: abortos, eutanasias, experimentación con embriones, guerras.

*

Impresiona que partidos políticos, contradictorios entre sí, consensuen leyes antinaturales y bestiales. A mi entender están encadenados por redes infernales, diabólicas.

*

Dicen que en democracia, no hay tiranos, emperadores, faraones, reyes absolutistas. Lo que hay son unas élites sin corazón, sin pueblo, sin patria, sin Dios.