Padre Martínez Cano, m.C.R.

Corazón de Jesús, de cuya plenitud hemos participado, ten misericordia de nosotros.

*

El mundo quiere conquistar a los jóvenes por medio de frivolidades y modas. Los jóvenes católicos deben luchar con su oración, sacrificios y apostolado para reconquistar el mundo para Cristo.

*

Hay un solo Dios; la Santísima Trinidad. Una sola religión verdadera: la católica. Hay muchas ideologías satánicas, ídolos a los que les rinden culto los sabelotodo de este mundo, que han olvidado el infierno.

*

Hay quienes imaginan que la vida del Cielo es ir ensanchando los horizontes del entendimiento, hasta la contemplación de la Sabiduría y la dilatación permanente del corazón amando a la Santísima Trinidad, la Virgen María, San José, los familiares…

*

Es humanamente imposible cumplir con el precepto de Cristo: «Sed perfectos como vuestro padre es perfecto». ¿Por qué lo manda? Porque con la gracia de Dios y el amor filial a la Virgen Santísima es posible. Ahí están los santos.