Montserrat

Política Social de Franco

General Francisco Franco.jpgGracias a esa política social, en efecto, los trabajadores españoles tuvieron seguro de enfermedad, pluses de cargas familiares, Universidades e Institutos Laborales, el Instituto de Medicina, Higiene y Seguridad en el Trabajo, los montepíos, el subsidio de invalidez, los jurados de empresa, el salario mínimo garantizado por el Estado, las vacaciones retribuidas, las pagas extraordinarias de julio y diciembre, la participación en los beneficios de la empresa y la inamovilidad en el puesto de trabajo. Tanto es así, que al llegar los “socialistas renovados” al poder a raíz del mal llamado “golpe de Tejero”, se encontraron con la ingrata sorpresa de que toda la política social estaba hecha por un “socialismo de cuartel” parecido al de Bismarck. (Aquilino Duque Razón Española)

Crear unidad

El concepto de masa es cualitativo, no cuantitativo. Un reducido número de personas puede constituir una masa si tales personas no están debidamente estructuradas. Un número muy elevado de seres humanos constituye una comunidad, no una masa, cuando entre ellos se han creado formas rigurosas de unidad. Crear unidad es la defensa adecuada contra las pretensiones dominadoras de los manipuladores. (Alfonso López Quintás – Manipulación del hombre en la defensa del divorcio)

Complacencia especial

Para consolarte te diré que hay almas que viven en el mundo, que Me quieren sinceramente, en sus corazones permanezco con delicia, pero son pocas. También en los conventos hay almas que llenan de alegría Mi Corazón. En ellas están grabados Mis rasgos y por eso el Padre Celestial las mira con una complacencia especial. (Santa María Faustina Kowalska – Diario – La Divina Misericordia en mi alma)

El fin último

Esto significa, en términos prácticos, un ser que tiene un movimiento intrínseco hacia un fin. En materia moral, el fin último es Dios, el mismo, por supuesto, que para el orden sobrenatural. La unidad de los dos órdenes, no se da entonces por una subordinación de un fin particular a otro universal, sino porque como se trata del fin último que excede la capacidad de cualquier naturaleza, ésta necesita ser perfeccionada por la sobre naturaleza, que así participa de la capacidad divina, para alcanzarlo. (José Luis Widow – Verbo)

Masonería y Satanás

Más para el católico de nuestro siglo la mayor de todas las razones para prevenirle en contra de los gobiernos de forma popular, debe ser el afán constante con que en todas partes ha procurado implantarlos la Masonería. Por intuición maravillosa ha conocido el infierno que éstos eran los sistemas mejor conductores de su electricidad, y que ningunos podrán servirla más a su gusto. (Sardá y Salvany – El liberalismo es pecado)

No a la autoridad

Luego, en segundo lugar, la modernidad está constituida por una crítica a toda autoridad que no provenga del sujeto mismo (que no sea subjetiva, en su constitución o aceptación), pues cada individuo es la fuente de toda autoridad y reconocimiento de ella. Lógicamente, las autoridades religiosas y tradicionales son las primeras en volverse sospechosas; y la misma suerte correrá toda otra autoridad.  (Juan Fernando Segovia – Verbo)

Cesarismo

Cautiva la Iglesia, las sociedades que ella creó o alimentó, arrastraron cadenas de servidumbre. Esta es la razón de que, fuera de la Iglesia, y en la medida en que los poderes se separan de ella, exista el absolutismo cesarista. Cesarismo bizantino, que emancipa el patriarca del Pontífice para hacerlo un capellán del Imperio de Oriente. Cesarismo feudal de la Casa de Franconia, que quiere reducir a la Iglesia a un vasallo de su alodio. Cesarismo gibelino de la Casa de Suavia, que quiere convertir al Papa en Patriarca de Occidente reservándose el Patronato. (Juan Vázquez de Mella – El Verbo de la Tradición)