Madre Rafaela Mª de Jesús Hostia - 12Llegó a mis oídos que a una familia, los padres y seis hijos pequeños, le echaron de su casa y se fueron a vivir a un derribo donde habían ardido algunas casas y quedaban en pie unas habitaciones en ruinas, sin ventanas, que con lonas y palos arreglaron lo mejor posible para poder vivir bajo techo. Yo me enteré en el cole de lo que estaban sufriendo esta familia, y un día con mi prima nos presentamos en el derribo con comida y ropa, nos hicimos amigas de los niños y mi madre les invitaba a veces a comer en casa. ¡Cómo disfrutaba viendo felices y contentos a toda la familia! ¿Y Tú como intentas hacer felices a las personas que sufren?

Durante los años de la Cruzada Nacional, con mi madre y la servidumbre de la casa trabajábamos día y noche haciendo jerseys de lana y preparando comida para los soldados que llegaban con mis hermanos a la casa. Al finalizar la guerra, hice “Auxilio Social” me asignaron que hiciese 40 camisas de soldados, las corté en tan poco tiempo que cuando las llevé me encomendaron más. De tanto cortar me salieron callos en las manos, que me duraron toda la vida. ¿Y tú sabes ayudar a los demás aunque te cueste? Pruébalo haz un favor a alguien, ayúdale, y ya verás lo contenta/o que te sientes por dentro.