MadreVirgen María, en este año Sacerdotal, los cristianos sentimos la necesidad de orar por nuestros sacerdotes.

Atiéndeles maternalmente para que nos guíen por el camino de la Salvación. Ellos son nuestros pastores.

Que nos orienten con la Luz y la Verdad de Jesús. Que no pierdan el tiempo en cosas secundarias, sino que nos adoctrinen en lo fundamental: Los mandamientos de la Ley de Dios, los sacramentos como fuente de vida y de Santidad, la defensa de los valores cristianos y sobrenaturales: la familia, el derecho a la vida, la dignidad de la persona humana… sobre todo el amor a Dios y la Caridad fraternal para con todos. Protégelos para que no se sientan solos. Que sepan que el pueblo cristiano está con ellos. Que superen la tentación de abandonar, o de acomodarse a la vida fácil, o de resignarse impotentes ante el pecado y la triste situación del mundo actual. Que sean conscientes de que son otros cristos y que el poder infinito de Dios está en sus manos. Con tu protección maternal caminaremos juntos, ellos y nosotros, en marcha hacia la Gloria Eterna. Amén