Papa Francisco

Virgen de las Nieves - SevillaLos cristianos no están eximidos de las tinieblas, externas y también internas. No viven fuera del mundo, pero, por la gracia de Cristo recibida en el Bautismo, son hombres y mujeres “Orientados”: no creen en la oscuridad, sino en el resplandecer del día; no sucumben en la noche, sino esperan la aurora; no son derrotados por la muerte, sino anhelan el resucitar; no son doblegados por el mal, porque confían siempre en las infinitas posibilidades del bien. Y ésta es nuestra esperanza cristiana. La luz de Jesús, la salvación que nos trae Jesús con su luz y nos salva de las tinieblas.

Cardenal Juan José Omella

Estimados hermanos, que el Espíritu Santo nos guíe a fin de que estas orientaciones y propuestas nos ayuden a convertirnos en una Iglesia, que en todas sus acciones proponga el Evangelio de Jesús a los hombres y mujeres de hoy.

Cardenal Carlos Osoro Sierra

Concéntrate en lo esencial para realizar la misión: la oración. A través de su vida, los grandes santos nos enseñan que orar es dejarse mirar por Dios y mirarlo a Él y conversar con Él como un amigo lo hace con otro. Se trata de una relación de amistad sincera. Pero diría que tiene un condicionante: su misericordia.

Arzobispo Fulton J. Sheen

Inducirá a creer en la astrología, para que se crea que son las estrellas, y no la voluntad, las responsables de los pecados. Justificará psicológicamente la culpa como sexo reprimido, y hará que las personas se avergüencen si sus prójimos dicen que no son de mente abierta y liberales. Tendrá un espíritu tan amplio, que identificará la tolerancia con la indiferencia ante el bien y el mal, ante la verdad y el error.

Arzobispo Francisco Gil Hellín, emérito de Burgos

Beato Pablo VI alertaba que la contra-concepción provocaría no sólo una alarmante disminución de los nacimientos sino la destrucción del amor humano, aumentando el número de abortos y de divorcios, con el consiguiente perjuicio para los mismos cónyuges y, por supuesto, de sus hijos.

Obispo Juan Antonio Reig Pla

Además de las distintas notas publicadas por la Comisión permanente y el Ejecutivo de la CEE, en el año 2012 la Asamblea Plenaria del episcopado español aprobó el documento titulado La verdad del amor humano. Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar, respondiendo a la imposición de la asignatura Educación para la ciudadanía por medio de la cual, el gobierno socialista introducía la ideología de género en el currículum escolar de la enseñanza en España. Con ello, los obispos españoles ofrecíamos por primera vez una reflexión pormenorizada sobre la ideología de género y sus derivaciones en la teoría “queer” y “ciborg”, etc.

Obispo José Ignacio Munilla

Como decía Benedicto XVI en su exhortación apostólica Verbum Domini: “Se pueden organizar fiestas, pero no la alegría”. Pues bien, la paz y la alegría son un don de la Pascua, y se fundan en la certeza de que la resurrección ha vencido a la muerte; en la certeza de que el mal no tiene la última palabra; y en la certeza de que somos amados por Dios con un amor apasionado y fiel; un amor que es mayor que nuestra infidelidad.

San PÍO X

Pascendi Dominici Gregis  (54)

En general, he aquí lo que imponen los modernistas a la Iglesia: como el fin único de la potestad eclesiástica se refiere sólo a cosas espirituales, se ha de desterrar todo aparato externo y la excesiva magnificencia con que ella se presenta ante quienes la contemplan: En lo que seguramente no se fijan es en que, si la religión pertenece a las almas, no se restringe, sin embargo, sólo a las almas, y que el honor tributado a la autoridad recae en Cristo que la fundó.