San Isidro Labrador en oración

Padre Martínez Cano, m.C.R.

* Satanás odia a la Iglesia Católica, fundada por Cristo. Envenena a sus secuaces con el mismo odio. Persiguen y perseguirán siempre a la Iglesia. Cristo vencerá.

* Creen que van a imponer el Estado de poder absoluto, como “síntesis” de sus ideologías diabólicas. Reinará el Corazón de Jesús y el Corazón de María Santísima.

* “Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al Cielo? El mismo Jesús que ha sido tomado de entre vosotros y llevado al Cielo, volverá como la habéis visto marcharse al Cielo” (Hechos 1, 11).

* La mujer no tiene que envidiar al hombre. El hombre no tiene que envidiar a la mujer. Tienen que admirarse mutuamente, para contemplar la obra más perfecta que Dios a creado en la tierra.

* Santa Teresa del Niño Jesús dejó escrito: “Siento la vocación de guerrero”. Seguro que continuamente nos está bombardeando con sus rosas desde el Cielo. Las gracias actuales que consigue para nosotros.

* La Iglesia Católica se hizo de respetar por los pueblos bárbaros que invadieron Europa. Los bárbaros de hoy están dentro de la Iglesia y quieren destruirla. No lo conseguirán. Cristo vence, Cristo reina, Cristo impera.

* “Saber lo que ocurrió tiene trascendencia pastoral. El amor a la Verdad esencial para la Iglesia, y la paz y unidad de la Iglesia actual, en orden a su misión evangelizadora, exigen el conocimiento fiel de su propia verdad histórica” (Obispo José Guerra Campos).

* San Juan Pablo II declaraba en su carta apostólica Ordinatio Sacerdotatis del 22 de Mayo de 1994 lo siguiente: “La Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres, y este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia”.