El Consiliario

* El llamado nuevo orden mundial no es más que un imperialismo satánico.

* Si pensáramos más en la vida eterna, cambiaríamos cosas de la vida terrena.

* Si enfermamos, no olvidemos que todo viene de Dios. Lo mismo da una vida corta que larga.

* El alma de la mujer y la del hombre tienen la misma dignidad. Somos hijos de Dios. La mujer es más y piadosa que el hombre.

* Paradojas de la vida. Pobreza y felicidad. Monseñor Thibon dijo a Bernardita, tú no eres pobre, tú eres feliz ¡Sí feliz!

* “Mira: yo os propongo hoy bendición y maldición: la bendición si escucháis los preceptos del Señor, vuestro Dios, que yo os mando hoy; la maldición, si no escucháis los preceptos del Señor vuestro Dios, y os apartáis del camino que yo os mando hoy” (Deuteronomio)

* “La razón” sola “se vuelve fría y pierde sus criterios, se hace cruel porque ya no hay nada sobre ella. La limitada comprensión del hombre decide ahora por sí sola cómo se debe seguir actuando con la creación, quién debe vivir y quién ha de ser apartado de la mesa de la vida: vemos entonces que el camino hacia el infierno está abierto” (Joseph Ratzinger).