Santos Católicos“No entones las alabanzas divinas solo con la voz, acompaña también la voz con las obras. Si cantas solo con la voz, por fuerza tendrás al fin que callar; canta con la vida para no callar jamás.”

San Agustín

“El Eterno se enamoró de vuestra incomparable hermosura, con tanta fuerza, que se hizo como desprenderse del seno del Padre y escoger esas virginales entrañas para hacerse Hijo vuestro. ¿Y yo, gusanillo de la tierra, no he de amaros? Sí, dulcísima Madre mía, quiero arder en vuestro amor y propongo exhortar a otros a que os amen también”.

San Alfonso María de Ligorio

“Si se levanta la tempestad de las tentaciones, si caes en el escollo de las tristezas, eleva tus ojos a la Estrella del Mar: invoca a María!.

San Bernardo

“El mérito consiste sólo en la virtud de la caridad, sazonado con la luz de la verdadera discreción”.

Santa Brígida

“¡Oh pobreza bienaventurada que da riquezas eternas a quienes la aman y abrazan!”.

Santa Clara

“A cualquier precio que sea, es necesario que Dios esté contento”.

San Claudio de la Colombiere

Muerte: “Recuerda que cuando abandones esta tierra, no podrás llevar contigo nada de lo que has recibido, solamente lo que has dado: un corazón enriquecido por el servicio honesto, el amor, el sacrificio y el valor”.

San Francisco de Asís

“Ser cristiano y ser santo es la misma cosa. Quizás me preguntaréis cómo puede ser que una criatura tan frágil, débil y miserable como el hombre, pueda ser santa como Dios es santo. Pero yo os responderé que, aunque esto sea imposible para la debilidad humana, sin embargo es posible e incluso fácil con la gracia de Dios que no niega a nadie cuando se la pide de todo corazón. ¿Qué hay que hacer para ello? Sólo una cosa y una cosa que es muy dulce. ¿Qué hay más dulce y más fácil que amar? Amad a este Dios tan bueno y amable y seréis santos.”

San Juan Eudes