Pablo

31  Pudor y castidad 

El impudor escandaliza, es decir, es una ocasión próxima de pecado. Tanto la vanidad y el orgullo como la sensualidad llevan al impudor, y éste despierta fácilmente la lujuria, que acrecienta a su vez la vanidad, el orgullo y la sensualidad. Todas las formas de impudor en vestidos, palabras, costumbres, espectáculos, libros, son por tanto un escándalo.

Y “al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgasen una piedra de molino al cuello y lo arrojasen al fondo del mar. ¡Ay del mundo por los escándalos! Es inevitable que sucedan escándalos, ¡pero ay del hombre por el que viene el escándalo!” (Mt 18, 6-7).

Reconozcamos que es pecado (leve o grave) ponerse sin necesidad en ocasión próxima de pecado (leve o grave). Reconozcamos también que es pecado (leve o  grave) poner a otros en ocasión próxima de pecado (leve o grave). (José María Iraburu)

1  Para obispos masones 

Directivas del Gran Maestro de la masonería a los Obispos masones: puestas en práctica desde l 962 (aggiornamento del Vaticano ll), reelaboradas en 1993 como proyecto progresivo para la fase final. Todos los masones infiltrados en la Iglesia católica deben acogerlas y realizarlas. (Estas directivas han sido publicadas en el libro de Don Luís Villa: “la Masonería y la Iglesia Católica”. Editorial Civiltá, 2008, pp. 16-24). Causa pavor ver como muchas de ellas se han ido realizando durante los últimos 50 años como si de una riada imparable se tratase, destinada a destruir a la Iglesia Católica. Ciertamente Satanás no descansa. Eso debe mantenernos a nosotros alerta, pero nunca debemos perder la esperanza, ni dejar de obrar conforme a la Voluntad de Dios, porque Dios, aunque no nos necesita, cuenta con nosotros, y porque las puertas del Infierno no prevalecerán, por mucho que parezca su victoria inminente.

1- Destronad definitivamente cada imagen de la Iglesia, comenzando por la de San Miguel Arcángel, Patrón de la Iglesia Católica, afirmando que distraen de la adoración de Cristo. (EMPENTA)

Crisis de autoridad

La educación de los hijos es una labor que padres y formadores realizan de la mano. Aunque son los primeros quienes capitanean el barco, ambos juegan un papel fundamental, además de los abuelos, los monitores y, en definitiva, de todas aquellas personas que ejercen su autoridad sobre los más pequeños.

La crisis de autoridad también está patente hoy en las escuelas y el resto de instituciones educativas. En ocasiones, los maestros no buscan educar, sino lograr resultados. Es preciso que el maestro quiera a sus alumnos para poder ejercer la autoridad desde el amor, así como para conseguir sacar lo mejor de cada uno. En este sentido, Javaloyes sentencia que “el educador debe influir en los alumnos y las familias para que sean mejores, no para que sean como él”. (Elda Mª Millán – RELIGIÓN EN LIBERTAD)

KGB es la “teología de la liberación”

Las defensas antimarxistas que los católicos tenían antes, bajaron. Al mismo tiempo, la Iglesia fue el objeto de una infiltración ideológica planeada por sus enemigos. Ya Antonio Gramsci, uno de los principales autores del marxismo cultural, en los años 20-30 del siglo XX había recomendado a sus compañeros comunistas que conquistaran la Iglesia Católica, justamente porque ella era en aquel entonces el mayor enemigo del comunismo. También se conocen los esfuerzos de la KGB para infiltrar y debilitar la Iglesia Católica. Un ejemplo muy expresivo de tal operación KGB es la “teología de la liberación”. Pero no es el único. (María Virginia Olivera de Gristelli – AVE MARÍA)

Si en futuro será humano, ya lo es

La manipulación del lenguaje tiene mucho de “magia”: desvía la atención de los oyentes con el fin de que no miren el punto clave de la cuestión. Tertuliano, ya en el siglo III, dijo: “Homo est qui futurus esf” (si en futuro será humano, ya lo es). Curiosamente, es interesante notar que esta simple y sabia observación es también un principio fundamental de la embriología del siglo XXI. (Anna Fusina – ZENIT)

Utilizando la mentira

Lo más relevante es que, utilizando la mentira, el tirano encarna todas las formas posibles de la hipocresía con gran sagacidad para destruir la Iglesia. Y sus mentiras, simulaciones y engaños, cada vez más disfrazados de verdad, han llegado al punto de querer purificar la Iglesia reemplazándola con un cristianismo que aparentará ser más puro y ecuménico, capaz de trabajar en “comunión” con todos los credos, promoviéndose como la verdadera forma redentora del cristianismo que el mundo siempre ha necesitado. (Manuel Ocampo Ponce – INFOCATÓLICA)

Terminologia

Además, es muy sencillo hacerlo: basta con escribir, por ejemplo, la  palabra “celebrar” a la hora de “acoger fraternalmente” el hecho de acompañar desde las más altas instancias católicas -para poder más tarde refrotarlo por los magines de la plebe- en la celebración de los 500 años de la mal llamada “reforma” luterana. Es un ejemplo, entre otros muchos, que los hay. Sin ir más lejos, la aceptación pacífica e incluso “especialmente cercana y comprensiva” -en ámbitos “católicos”- de las terminologías que utilizan los que no lo son, y lo hacen, además, para forzar a la Iglesia a entrar a su trapo -posición que se me antoja absolutamente incomprensible por parte “católica”-, no es más que poner a la vista lo que estoy manifestando. (José Luis Aberasturi)