Don Manuel

San Miguel, guía y consolador del pueblo de Israel, ruega por nosotros

*

 Un cristianismo nuevo, nunca será el que enseñó Cristo.

*

Nuestra vida terrena es fugaz, en el Cielo será plena, eterna.

*

El hombre sin Dios se convierte en un monstruo de crueldad.

*

El racionalismo corrompe el entendimiento y esteriliza la razón.

*

Nuestro Padre es Dios Todopoderoso. El de los politiqueros, el ídolo de turno.

*

Cuando vengan tribulaciones o enfermedades, recordemos los dones que Dios hemos recibido.

*

Nuestros gozos temporales y pasajeros, serán colmados en el Cielo, eternamente.

*

En las democracias “civilizadas”, se asesinan millones de niños y niñas inocentes cada año.

*