Rosa

 “Dios es caridad, y quien permanece en la caridad, permanece en Dios. Ama, pues, al prójimo…, y en él verás a Dios” .

San Agustín

«Sustituir los malos pensamientos por el amor de Jesús».

Beato José María Cassant

 «La mano en el trabajo y el corazón en Dios».

Beata María Teresa Scherer

“Aquellos que quieren ser salvados no se ocupan de los defectos del prójimo, sino siempre de sus propias faltas, y así progresan”.

San Doroteo de Gaza

“Y cualquiera que sea su actividad, recuerden que su intención debe ser siempre la de trabajar en la salvación de las almas”.

Santa Eufrasia

“Si caes en alguna falta, no te desalientes, aunque reincidas en ella, pero humíllate profundamente ante Dios (…) y haz un acto de contrición”.

San Juan Eudes

“El impaciente está en odio con Dios, le desagrada el prójimo, no quiere ni sabe tolerar ni sobrellevar sus defectos”.

Santa Catalina de Siena