Padre Martínez Cano, m.C.R.

Corazón de Jesús, dignísimo de toda alabanza, ten misericordia de nosotros.

*

Atolondraos de todas marcas, dicen que los católicos somos imbéciles, necios… que creemos estupideces. Al Premio Nobel Christian B. Anfinsen, se le hincharon las narices y dijo “Creo que solo un idiota es capaz de ser ateo”.

*

En muchos pueblos de España -¿todos?- los sacerdotes son respetados y amados, uno no sabe a quienes admirar más a los jóvenes sacerdotes perdidos en aldeas recónditas o a los ancianos sacerdotes que entregaron sus vidas por sus feligreses.

*

Los poncios pilatos han dicho que no pasa nada, no hay novedades. Que el capitalismo salvaje aumenta, el paro también, no hay quien pare al terrorismo y los abortos a tope. Absoluta normalidad democrática. Y que no admiten críticas negativas que no hayan sido consensuadas en un 95%.

*

“Ser de izquierdas o de derechas, es escoger una de las innumerables maneras que se ofrecen al hombre de ser imbécil, pues ambas son formas de hemiplejía moral” (Ortega y Gasset) ¡Qué alivio! Ya no somos solos los católicos los imbéciles.