Montserrat

Pobres pecadores

“Oh Santa Trinidad, Único Dios, inconcebible en la grandeza de la misericordia hacia las criaturas y especialmente hacia los pobres pecadores. Has revelado el abismo de Tu misericordia inconcebible, impenetrable para toda mente humana o angélica. Nuestra nulidad y nuestra miseria se hunden en Tu grandeza. Oh Bondad infinita, ¿quién puede adorarte dignamente?, ¿hay algún alma que entienda tu amor? Oh Jesús, tales almas existen, pero son pocas.” Santa Faustina Kowalska, Diario de Santa Faustina Kowalska, nº 361.

Potestad indirecta

“La potestad indirecta y parcial, la que defendieron los grandes doctores y apologistas y demostraron nuestros teólogos y juristas como Vitoria y Soto, es el principio mantenido siempre por la Iglesia. Y aunque la verdad, con la certeza a que tiene derecho, puede reclamar lo que nadie más que ella puede exigir, en realidad la Iglesia funda esa potestad en un principio universal de orden, el que expresa la gran ley de finalidad, sin la cual la jerarquía sería sustituida por el caos.” Juan Vázquez de Mella, El Verbo de la Tradición, p. 75.

Producto de la cultura cristiana

“Escribió Thomas Mann- «humillación y ensalzamiento son un par de conceptos de pleno contenido en sentimientos cristianos; y precisamente en su unión psicológica, en su humorístico entrecruzamiento, se manifiesta en qué alto grado el Quijote es un producto de la cultura cristiana, de la psicología y humanidad cristianas, y de lo que el Cristianismo significa para el mundo del alma, de la creación poética, para lo específicamente humano y para su audaz ensanchamiento y liberación.” Juan Manuel de Prada, Revista Verbo, nº 547-548, agosto-septiembre-octubre 2016, pp. 578 y 579.

Revolución moderna

“Hemos, dicho que no son ex se liberales las formas democráticas o po!Pulares, puras o mixtas, y creemos haberlo suficientemente probado. Sin embargo, esto que especulativamente hablando, o sea en abstracto, es verdad; no lo es tanto in praxi, o sea en el orden de los hechos, al que principalmente debe andar siempre atento el propagandista católico. En efecto; a pesar de que, consideradas en sí mismas, no son liberales tales formas de gobierno; lo son en nuestro siglo, dado que la Revolución moderna, que no es otra cosa que el Liberalismo en acción, no nos las presenta más que basadas en sus erróneas doctrinas.” Félix Sarda y Salvany, El Liberalismo es pecado, p. 31.

El orden moral natural y sobrenatural

“Otra característica de la filosofía moral de nuestro autor es que está abierta a la teología, pues la explicación última de estas realidades -de todas- está en Dios, conocido no sólo según es accesible a la razón natural, sino según es conocido por la fe. Es cierto que la obra de Castellano no es teológica, pero como pensador católico no puede ni quiere cerrar las realidades humanas -morales, políticas y jurídicas- a su consideración desde la perspectiva de la fe, en la que aparece toda una riqueza que dentro de la sola filosofía permanece oculta.” José Luis Widow, Revista Verbo, nº 537-538, agosto-septiembre-octubre 2015, p. 602.

Poderío personal

“La manipulación expeditiva y prepotente de los hombres -produce en principio cierto sentimiento de exaltación, como todo acontecimiento de vértigo. Al exaltarse, el hombre cree aumentar su poderío personal. Tal espejismo se trueca rápidamente en devastadora decepción, pues el ser humano no puede medrar en verdad a costa de los otros. Al amenguar o anular en los demás su capacidad creadora, se hace inviable el diálogo, la fundación de ámbitos de encuentro -campos de juego en que florece la libertad, el conocimiento, el sentimiento más hondo-.” Alfonso López Quintás, Manipulación del hombre en la defensa del divorcio, Ed. Acción familiar, Madrid-1980, p. 12.