Papa Francisco

Son muchos los cristianos perseguidos en el mundo, algo que siempre ha acompañado la vida de la Iglesia pero que ha alcanzado una intensidad tremenda en el siglo XX y que no cesa, más bien al contrario, en las primeras décadas del siglo XXI. En el caso de los chinos, además, tienen que sufrir la incomprensión e incluso, en ocasiones, el rechazo de sus propios hermanos, que les acusan de intransigentes en su determinación por no ceder ante las pretensiones del Estado chino comunista que insiste en controlar a la Iglesia en China, en la estela de la Constitución civil del clero que impuso la Revolución Francesa.

Cardenal Gerhard Müller

Los verdaderos amigos del Papa no son los aduladores, sino aquellos que colaboran con él y con los obispos para sostener la fe. Ciertamente, los medios de comunicación han cambiado mucho las cosas, pero lo importante es vivir concretamente la Iglesia particular en unión con el Papa.

Cardenal Robert Sarah

El silencio no es un fin en sí mismo, “sino un silencio en el cual Dios pueda hablar y ser escuchado. El primado de Dios, la centralidad de Dios, la adoración de Dios y la santificación del hombre constituyen el corazón y la sustancia de la liturgia cristiana”.

El desafío del silencio es un gran reto porque “nos lleva al sentido verdadero de la existencia humana: la relación del hombre con Dios, y quizá mejor aún: la relación de Dios con el hombre”.

El silencio, es una condición necesaria porque “crea el clima que hace posible la acogida de la encarnación”. Como dice Benedicto XVI en su introducción, “Jesús es silencio y palabra, y la Iglesia en sus expresiones es silencio y palabra que se fecundan recíprocamente”.

Cardenal Carlos Osoro

Y así lo tiene que hacer hoy, en medio de un ambiente secularizado. Nosotros, los cristianos, vivimos de la energía más grande, de la fuerza del Espíritu Santo que nos llama y nos hace vivir con nuestro nombre verdadero: hijo de Dios y hermano de todos los hombres. Conectándonos con el otro en su verdadero valor, nos conectamos en la solidaridad. Ello nos hace vivir en medio del pueblo con cordialidad, entusiasmo, llenando de una atmósfera de amor, siempre en actitud cordial. La Iglesia tiene que desarrollar el sentido social y hacer crecer la conciencia religiosa, cambiar la cultura, sosteniendo a las familias, dándoles entusiasmo por ser iglesias domésticas, como en el inicio de la Iglesia.

Obispo Demetrio Fernández

Por otra parte están los alumnos. He encontrado en general buena disposición hacia la clase de religión. Los jóvenes buscan la verdad, quieren saber. Siempre hay algún pasota, pero en general les interesan los temas de su religión católica, y tienen que aprender a dar razón de su esperanza y de su fe a otros compañeros, creyentes de otras religiones o no creyentes. Bien es verdad que un alumno tiende a aligerar su trabajo, y a veces la tentación está en no elegir la clase de religión católica para estar más libre. Por eso, hemos de ayudar a estos muchachos a caer en la cuenta de su elección importante.

Obispo Luis Argüello

Conviene recordar que en la misma lógica de verdad y misericordia forma parte de la verdad que anunciamos la misericordia, y forma parte de la misericordia que ofrecemos, el ofrecer la verdad. Es un acto de amor el decirnos la verdad, o, en definitiva, lo que uno cree que es la verdad. Si no, al final son palmaditas en el hombro. La acogida, o la no discriminación, tienen que basarse en el reconocimiento de lo que nos separa. Y a partir de ahí entender que es más importante lo que nos une, que es nuestra condición de humanos. Reconstruir un ámbito donde sea posible el diálogo es fundamental. Algo parecido ocurre en la situación política española, en la que ahora se habla de la necesidad de un pacto educativo. Si no se da esta aceptación del otro sin las barreras que las ideologías imponen, es imposible llegar a nada, porque entonces el otro será siempre un contrincante, o algo peor, un enemigo.

Obispos de Venezuela

La Conferencia Episcopal ha jugado en los últimos años un papel más determinante y manifiesto en el ámbito político-social, “sin caer en la tentación de asumir actitudes partidistas y sin dedicarse a buscar el poder”. Por el contrario “ha ejercido una función civil subsidiaria en el sentido de que ha expresado continuamente su juicio moral en asuntos económicos, políticos y sociales, porque están por medio los derechos fundamentales de la persona”. Cáritas “ha cumplido 58 años de existencia sirviendo a los más necesitados” como “el Buen Samaritano”, cuando “en Venezuela aumentan y se prolongan las protestas, el hambre, la delincuencia sin saber hasta dónde y hasta cuándo”.

 

 

 

  1. PÍO X

3  Pascendi Dominici Gregis

Hablamos, Venerables Hermanos, de un gran número de católicos seglares y, lo que es aún más deplorable, hasta de sacerdotes, los cuales so pretexto de amor a la Iglesia, faltos en absoluto de conocimientos serios en Filosofía y Teología, e impregnados, por lo contrario, hasta la médula de los huesos, con venenosos errores bebidos en los escritos de los adversarios del Catolicismo, se presentan, con desprecio de toda modestia, como restauradores de la Iglesia, y en apretada falange asaltan con audacia todo cuanto hay de más sagrado en la obra de Jesucristo, sin respetar ni aun la propia persona del divino Redentor, que con sacrílega temeridad rebajan a la categoría de puro y simple hombre.