Padre Martínez Cano, m.C.R.

Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones, ten misericordia de nosotros.

*

El hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios. No es Dios. El diablo engaña a progresistas y democratistas. Se están jugando la vida eterna: Cielo o infierno.

*

No es lo mismo negarse a sí mismo para seguir a Cristo que renegarse. Negarme todo lo mío: lo desordenado, lo malo, lo vicioso, los pecados, para vivir virtuosamente, como enseña Cristo.

*

El democratismo es un régimen político inspirado en el non serviam de Luzbel. Los democratistas luchan contra la ley de Dios. Quieren una sociedad sin Dios, idolátrica, corrupta, satanizada.

La Virgen dijo en Fátima: “Al final mi corazón inmaculado triunfará”.

*

San Juan Pablo II condenó el capitalismo salvaje. Lo hemos repetido muchas veces. Pero, no confundamos. Hay empresarios honrados que crean muchos puestos de trabajo. Lo estamos viendo en España. Lo que impide el desarrollo económico de los españoles es la partitocracia, “Las estructuras de pecado”.