Rosa

«Caridad hasta el sacrificio y constancia hasta la muerte».

Santa María Guadalupe García Zavala

«Toda la santidad, la perfección y el provecho de una persona está en hacer perfectamente la voluntad de Dios”.

San José Cafasso

«Mi afán es librarme de mis pecados… Me basta ser aprobado por Cristo».

San Paulino de Nola

 «Dios me dio la gracia de no pensar sino en lo que quiero».

San Luis Gonzaga

 “Nada irrita más a Dios, nada despoja más al hombre y lo conduce al abandono, que el hecho de criticar al prójimo, de juzgarlo o maldecirlo”.

San Doroteo de Gaza

“Y cualquiera que sea su actividad, recuerden que su intención debe ser siempre la de trabajar en la salvación de las almas”.

Santa Eufrasia

“Ora y espera; no te inquietes. La inquietud no conduce a nada. Dios es misericordioso y escuchará tu oración”.

Padre Pío