Madre Rafaela Mª de Jesús Hostia - 16Aunque yo buscaba dónde podría irme para ser monja, mi madre no sabía lo que estaba tramando, y quería que fuese a muchas fiestas, que a mí no me gustaban pero por no poner triste a mamá iba. Mira lo que hice una vez, me vestí con el traje más elegante que tenía, mis padres y hermanos se pusieron muy contentos, porque estaba muy guapa, pero… no quería ser esclava de la moda, ni que se fijaran en mí los amigos de mis hermanos; por eso me puse unas medias de hilo que gastadas por el uso habían perdido el color y estaban feísimas. Mi familia no se dio cuenta hasta que salimos de casa y ya no tenía remedio. Los invitados alababan la calidad, la confección, el color del vestido, pero… ¡esas medias viejas! Yo sonreía y me hacía la tonta. Así me ensayaba en no tomar en cuenta el qué dirán, aunque mis hermanos se enfadaron conmigo por esta ocurrencia que les había dejado en ridículo.