Madre Rafaela - 35Pasaban los años y un día, el 29 de Enero de 1986, visita nuestra Iglesia y Monasterio Don Juan de Borbón, Conde de Barcelona, abuelo del Rey de España. Un Guardia Civil llegó al Torno para avisarnos. Le habían dado la noticia con poco tiempo y él no sabía lo que tenía que hacer. Yo le tranquilicé diciéndole que no se preocupara, que al llegar el Sr. Conde se encenderían todas las luces de la iglesia, y que él pusiera un reclinatorio en el Centro del Presbiterio y le dijera al Sr. Conde que la Comunidad tendríamos mucho gusto en saludarle.

Así lo hizo, y a los pocos segundos llegó acompañado de su séquito. Después de orar unos segundos delante del Santísimo Sacramento, y depositar un ramo de flores sobre el altar, pasó al locutorio donde le recibimos la Comunidad y le dije que esta Comunidad rezábamos mucho por sus Majestades y por España, cada hora rezábamos una Parte del Santo Rosario a Ntra. Madre, la Santísima Virgen del Espino y nos quedábamos adorando a Nuestro Señor; pero que ellos tenían que trabajar mientras nosotras oramos, para que España sea Católica. Porque mientras no pusieran a Cristo como Centro de todo, esto no se arreglaba. El Sr. Conde escuchaba atento, al despedirse les obsequiamos con estampas y recuerdos de la Stma. Virgen, todo en una bandeja para que cogieran él y su séquito, pero se llevaron todos los recuerdos y hasta la bandeja. Rezamos con ellos un Padrenuestro y un Ave María. Al salir el Sr. Conde del Locutorio se le vio emocionado y agradecido. Algunas personas de su séquito se acercaron a la reja del locutorio para encomendarnos sus intenciones y necesidades, todos llevaban un recuerdo de la Stma. Virgen del Espino y el agradecimiento de saber que los encomendamos en nuestras oraciones.