Una Epopeya misionera

Padre Juan Terradas Soler C. P. C. R

Los Papas de la colonización (1825 – 1939) (17)

Pío XI

Papa Pío XI - sentadoY, para acabar la serie de Pontífices anteriores a Pío XII, presentamos a nuestros lectores unos párrafos de un sentido discurso de Pío XI. Fue pronunciado correspondiendo al que, en nombre de la nación española, le dirigió el rey Alfonso XIII, en la visita que le hizo en 1923, acompañado de su esposa y del primer ministro.

El gran Papa tiene en sus palabras un delicado recuerdo para la “maravillosa epopeya de aquellas navegaciones que tan vastos campos de benéficas y pacíficas conquistas abrían a la fe católica en el Nuevo Mundo”.

“El hecho de que vos, con sentimiento y palabras dignas de vuestro grande y santo predecesor Fernando el Católico, os preciéis de este título verdaderamente glorioso, y os enorgullezcáis al ser soberano de un pueblo a quien ninguno ha superado, como es verdad que ninguno le superó, en su adhesión a la fe católica y a esta Santa Sede, a quien vos, al mismo tiempo que vuestro pueblo, os ofrecéis con fe y con ardor, como cruzados verdaderos para la defensa de la Santa Causa de Dios y de su Iglesia, todo esto Nos conmueve con una emoción tan sentida y profunda como alegre y consoladora. Nos no Nos gloriamos menos (que vos), ni estamos menos orgullosos, paternalmente orgullosos, de contar en la inmensa familia que Dios, en los benditos arcanos de su misericordia y de su consejo, se dignaba confiar a Nuestro corazón y a Nuestra solicitud… a aquel pueblo que el tan antiguo e innato heroísmo, desplegaba ya en los días lejanos de Viriato, Numancia y Sagunto, lo renovaba y consagraba con la sangre de Fructuoso, Paciano y Hermenegildo, Eulogio, Álvaro y tantos otros gloriosos mártires de la fe católica, como más tarde en las santas batallas de la Reconquista, y después de nuevo en las orillas del Elba y en Lepanto, y también en la maravillosa epopeya de aquellas navegaciones que tan vastos campos de benéficas y pacíficas conquistas abrían a la fe católica en el Nuevo Mundo y en muchas partes del mundo viejo”.