El Consiliario

San Pedro Poveda - Mártir* Los hijos de la Iglesia, tenemos el sagrado deber de combatir los nobles combates de la fe contra los lobos cubiertos de piel de oveja y contra endemoniados. Seamos santos y el miedo desaparece. La Virgen nos proteje siempre. Siempre está con nosotros.

* Hemos dicho muchas veces que no se debe decir “Hay que votar en conciencia”; porque la conciencia puede ser errónea, laxa… se vota con conciencia cierta y verdadera, conciencia cristiana. Yo nunca voto. Todos los partidos aceptan el aborto, el divorcio… leyes anticristianas.

* Muchas veces he leído y oído que nuestra fe católica se fundamenta en un encuentro personal con Cristo. Y es verdad. Pero entendámonos. No es un encuentro con Cristo como el que han vivido los santos y las santas a quienes se les apareció Cristo. Lo normal es que Jesús, por medio de una gracia actual, nos mueva a conocerle y amarle más.