Javier Navascués entrevista a Miguel Ángel Bernáldez

Inocencio III - PapaToda esta primera Cristiandad se viene abajo con la caída del Imperio Romano en Occidente y la irrupción de los pueblos germánicos que, o bien son paganos o son arrianos. La Iglesia reacciona poderosamente, no dejándose arrastrar por el derrotismo o el pesimismo y consigue convertir a todos estos pueblos al catolicismo. Y no sólo a los que han entrado en el territorio imperial sino a todos los pueblos bárbaros de Europa, ya sean germanos, eslavos, húngaros, etc. Y es aquí donde vuelve a surgir la llamada propiamente Cristiandad.

¿Cuáles con los principales frutos (culturales, filosóficos, teológicos…) de esta gran civilización?

Podríamos poner un sólo ejemplo paradigmático de los frutos de la Cristiandad: la creación del concepto de “Persona”. Es Beocio (480-524), del que procede la definición de individualidad humana, de persona. En la definición de la individualidad utiliza, precisamente el término persona, y dice así: Persona es naturaleza racional y sustancia individual.

Para poder hablar de los principales frutos de la Cristiandad es necesario destacar lo fundamental que en este resurgir resultó la creación por toda Europa de monasterios en los que además de evangelizar a pueblos no cristianos, se los civilizaba. Mientras, se iba elaborando toda una serie de escuelas filosóficas dentro de lo que se conoce como “La Escolástica”. A todo esto, hay que añadir los distintos “renacimientos” que fueron apareciendo durante la Edad Media, empezando por el visigótico, continuando por el carolingio, etc. Todo esto posibilitó el resurgir de actividades artísticas y culturales:

La aparición del románico, del gótico en arquitectura y pintura. El desarrollo de la música gregoriana y de la polifonía. Junto a las actividades artísticas se fueron desarrollando una serie de técnicas que posibilitaron el aumento de la producción agraria, se desarrolló el comercio y se facilitó el resurgir de las ciudades.

En cuanto a los frutos teológicos. Junto con los logros de la Escolástica, entre los que destacan Santo Tomás de Aquino, tenemos la Escuela de Salamanca. El gran esfuerzo intelectual realizado entonces no ha llegado a superarse nunca y sirvieron de base para el desarrollo del Concilio de Trento.

¿Cuál fue la cumbre de la Cristiandad? Figuras clave.

Son muchas las figuras clave de la Cristiandad que habría que resaltar. Junto a San Benito, San Bruno, como fundadores de órdenes contemplativas tenemos a San Francisco de Asís y a Santo Domingo de Guzmán como fundadores de órdenes mendicantes. A esta orden perteneció Santo Tomás de Aquino, quizá el mayor representante de la filosofía y la teología de la Cristiandad. Y no podemos olvidar al Papa Inocencia III en cuyo pontificado podríamos poner la edad cumbre de la Cristiandad. Junto a todos ellos también podemos citar a reyes como San Fernando III de Castilla y León, a San Luis IX de Francia o a los Reyes Católicos.

(AHORA INFORMACIÓN)