Don Manuel

* ¡Viva San Isidro Labrador!

* ¡Señor, Dios nuestro que admirable es tu Nombre en toda la tierra!

* Con la llegada del cristianismo la mujer fue tratada con dignidad y respeto. Es hija de Dios.

* La mujer tiene mayor actitud para amar. Lo que mejor refleja en el amor de Dios en la tierra es la mujer.

* El señor es mi Luz y mi salvación, ¿a quien temeré? El Señor es la defensa de mi vida ¿Quién me hará temblar?

* “Da limosna de cuanto posees: no seas tacaño. No apartes tu rostro ante el pobre y Dios no lo apartará de ti” (Tobías 4, 7).

* Dios ha dado a la mujer un conjunto de cualidades estrictamente femeninas. Por supuesto al nombre le ha dotado de cualidades masculinas para que cumpla su deber de padre, esposo, hijo.