Francisco Franco y Carmen Polo, con su nieto de Primera Comunión y resto de familia

Los veintiséis puntos del Movimiento

Yo os aseguro que así como mi voluntad, inspirada en mi conciencia del futuro de España, convirtió en norma los veintiséis puntos del Movimiento, genuina expresión actual de la Tradición Española, cuya interpretación constante es imperativo indeclinable y exclusivo del caudillaje, esa misma voluntad hará también que se cumplan, por cuanto constituyen el fundamento inviolable del nuevo orden constitucional y la empresa histórica a que el Estado debe servir.

(10-VI-1939: Burgos.—Consejo Nacional.)