ciencia y feOración del estudiante, compuesta por Santo Tomás de Aquino

¡Oh inefable Creador nuestro, que con los tesoros de tu sabiduría formaste tres jerarquías de ángeles y las colocaste con orden admirable en el empíreo cielo, y distribuiste las partes de todo el universo con suma elegancia!

Tú, Señor, que eres la verdadera fúente de luz y de sabiduría y el soberano principio de todo, dígnate infundir en las tinieblas de mi entendimiento el rayo de tu claridad, apartando de mí la doble tiniebla en que nací: el pecado y la ignorancia.

Tú qué haces elocuentes las lenguas de los niños, instruye la mía, e infunde en mis labios la grada de tu bendición.

Dame agudeza para entender, capacidad de retener, método y facilidad para aprender, sutileza para interpretar y gracia copiosa para hablar. Instrúyeme al empezar, dirígeme al progresar y dame perfección al terminar. ¡Oh Señor!, verdadero Dios y hombre, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén

Oración a la Santísima Virgen

Oh María, Madre mía, trono de la sabiduría eterna: alcánzame la gracia de estudiar con aplicación, de aprender con facilidad y de retener con firmeza y seguridad, para gloria de Dios y salvación de mi alma. Amén.

Oración a los Reyes Magos

¡Oh Santos Reyes que desde el oriente supisteis encontrar en el cielo el camino de Belén!, alcanzadnos de aquel Niño Divino que adorasteis primero, el vernos libres de las hechicerías de la falsa ciencia, para que, a través del conocimiento de los cielos, los mares y la tierra, y de todo lo que hay en ellos, alcancemos al que lo creó todo de la nada, para facilitar el camino de la salvación a todos, y así poder ofrecer el fruto de nuestro saber, como oro al Rey de reyes y como incienso y mirra al Dios y hombre verdadero. Amén.