Pablo

33  Pudor y castidad 

Por eso decía San Juan dela Cruz: “¡Oh, si supiesen los espirituales cuánto bien pierden y abundancia de espíritu por no querer ellos acabar de levantar el apetito de niñerías, y cómo hallarían en este sencillo manjar del espíritu el gusto de todas las cosa si ellos no quisieran gustarlas!”, etc. (1ª Subida 5, 4-5). “¡Oh, si supiesen los hombres de cuánto bien de luz divina los priva esta ceguera que les causan sus aficiones y apetitos, y en cuántos males y daños les hacen ir cayendo cada día en tanto que no los mortifican! Porque no hay que fiarse de buen entendimiento, ni dones que tengan recibidos de Dios, para pensar que, si hay afición o apetito (desordenados), dejará de cegar y oscurecer y hacer caer poco a poco en peor”. (ib. 8, 6-7). (José María Iraburu)

3  Para obispos masones 

Encargad a los pastores protestantes reexaminar la Misa y de desconsagrarla. Sembrad dudas sobre la Presencia Real en la Eucaristía y confirmad con mayor cercanía a las tesis protestantes, que sólo se trata de pan y vino bendecidos, y en cuanto tales, debe entenderse como puro símbolo. Diseminad las más implacables dudas de protestantes liberales progresistas en los seminarios y en las escuelas. Fomentad el ecumenismo como camino hacia la amistad. Acusad de desobediencia a aquellos que continúen creyendo, tradicionalmente, en la Presencia Real. (EMPENTA)

Enseñanzas satánicas del marxismo

Los sermones que escuchamos habitualmente suelen indicar como causa de la decadencia moral actual el “individualismo”, y no advierten contra la ideología del marxismo cultural, es decir contra un error de la naturaleza gnóstica, derivado de la enseñanza satánica del marxismo clásico.

El lenguaje claro es una condición importante para la victoria en las batallas espirituales y culturales: Sea, pues, vuestra palabra: Sí, sí; no, no; pues lo que se añade de más, procede del maligno. (Mt 5:37). (María Virginia Olivera de Gristelli – AVE MARÍA)

Buenismo

Últimamente oigo y leo en muchos medios, incluidos los católicos, expresiones que disfrazadas de buenismo desvirtúan nuestra Religión o sugieren su sustitución por sucedáneos.

Así, cuando oigo hablar de la “madre Tierra” me dan ganas de gritar que no la llamen madre, que no es verdad. Una cosa es que amemos y disfrutemos la creación, incluido el “hermano lobo” de San Francisco y otra muy distinta olvidar lo que somos, personas con alma y cuerpo y que venimos del Creador. (Carlos González Flórez – EL PAN DE LOS POBRES)

Pruebas de animales

Después se difundió una nueva versión del productor y de la FIGO (Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia), que no es independiente. Esta última posición, que negó el efecto abortivo, se basó en datos relativos a los estudios en animales, cuyo ciclo hormonal no tiene nada que ver con el de la mujer, y sobre un estudio sobre mujeres con ninguna validez estadística. (Anna Fusina – ZENIT)

Masónico Bilderberg

Luis de Guindos, acude por segunda vez el club Bilderberg. Esta vez el aquelarre del Nuevo Orden Mundial (NOM) y uno de los productos de la masonería internacional se perpetra en Estados Unidos, y participaban por España Ana Botín, presidenta del Santander, Albert Rivera, político jacobino y Juan Luis Cebrián, quebrador de empresas periodísticas y de espíritu masoncete (algunos dicen que más que de espíritu).

Ya saben, lo de San Juan Pablo II: El martirio del siglo XX es la coherencia. Coherencia entre la conciencia y los hechos, y entre los hechos y las palabras.

La masonería, hoy Nuevo Orden Mundial (NOM), ha hecho del relativismo, de la incoherencia, su macedonia mental. Luis de Guindos se confiesa católico. ¿Qué pinta en Bilderberg? Y es la segunda vez. Ningún católico pinta nada en Bilderberg. (Andrés Velázquez – HISPANIDAD)

Venida del Anticristo

Como decíamos anteriormente, existe una fuerza que detiene este proceso de venida del Anticristo. Y esa fuerza, que es el cristianismo, consiste en un crecimiento en la caridad, que no permite la apostasía general o universal y que obstaculiza la iniquidad. El problema es que cuando la caridad disminuya y la fe haya quedado muerta por haber llegado a su grado mínimo que es una pequeña grey, se presentará el supremo grado de iniquidad y ataque contra Cristo mediante la persona del Anticristo como ungido del demonio. Pero esto sucederá hasta el momento establecido desde toda la eternidad. Por ahora sólo somos testigos de los signos que anticipan ese momento. (Manuel Ocampo Ponce – INFOCATÓLICA)