Pablo

Burócratas todopoderosos

San Valentín de Terni - Obispo y MártirCuando haya suficiente santidad y virtud en nuestras comunidades, cuando suficientes personas compartan los mismos criterios morales objetivos (los Diez Mandamientos), entonces no necesitaremos de burócratas todopoderosos del gobierno para evitar que la sociedad se convierta en una jungla sin ley. Entonces las instituciones se limitarán a cumplir sus tareas, y lo harán de manera decente, respetando la libertad de los ciudadanos y de la sociedad; la familia estará a salvo, y la cultura de la vida triunfará sobre las ideologías de la muerte. (María Virginia Olivera de Gristelli – CÁRITAS in VERITATE – INFOCATÓLICA)

Pudor y castidad  (65)

El novio cristiano no sólo continente, sino perfectamente casto, ama a su novia con el amor de Cristo, sin relacionarla con mal alguno, ni en obra, ni en deseo o imaginación. Y por supuesto su amor, que todavía no tiene ejercicio sexual, es ciertamente profundo, verdadero y personal, libre y fiel. El cristiano casado perfectamente casto ama a su esposa como Cristo ama a su Iglesia. Es incapaz de enamorarse de otra mujer, y toda su sexualidad es plenamente conyugal. De tal modo su sexualidad está integrada en la caridad, que el amor puede despertarla, y el amor puede dormirla, según convenga a las mismas exigencias del amor conyuga. (José María Iraburu)

Neo-marcionitas

Hoy nuestros neo-marcionitas son más sutiles. No hablan de dos dioses, pero hablan de un Dios como si le faltara criterio o solo pudiera ser conocido por su misericordia. Dicen que sirven a este único Dios cuando acompañan sin juzgar a todos los que desean su acompañamiento. “No juzguéis y no seréis juzgados” está en las escrituras, es un dicho de Dios del que están muy seguros. Muy bien. Pero se olvidan de hablar a los que acompañan del juicio de Dios, que es muy diferente del juicio de los simplemente hombres. Se olvidan de hablarles de la santidad sin la cual nadie verá a Dios. Piensan que hablar de esto es intrusivo, insensible, rígido, en todo caso irrealista. ¿Quién escucharía esto de buen grado? ¿Quién quiere oír del juicio de Dios? (Douglas Farrow)

El Globalismo económico

El Globalismo económico es bueno cuando sirve para liberalizar los mercados y que los países pobres, con menores rentas per cápita, puedan comercializar sus productos en todo el mundo, es decir, es bueno cuando defiende y fomenta el derecho natural a la libertad. (Carlos González Flórez – EL PAN DE LOS POBRES)

Aprobarán atrocidades

Siempre defendidos desde una perspectiva “abierta”, “inclusiva”, “tolerante”, “pública”, “dialogante” y “avanzada”, contra las miradas “cerradas”, “discriminantes”, “imponedoras”, “segregadoras”, “privadas” y “retrógradas”. Ya no dirán tan brutalmente como Lenin: “siempre estuvimos por el empleo de la violencia”. Pero sí aprobarán atrocidades de una manera demagógica, como Michelle Bachelet que dijo, en el discurso de la promulgación de la ley de aborto en Chile, que “sin duda, hoy día Chile es un mejor país”, un país “que dialoga, que conversa, que no se impone”. (María de los Ángeles Viveros – Pedro del Río – CRISTIANDAD)