Padre Martínez Cano, m.C.R.

Santa Juliana - Virgen y martir*Hay canteras de futuros políticos, fundadas por élites y clanes económicos en sus empresas. Aprenden las consignas de ser amos, falsos, hipócritas, ateos…

*No hay ninguna institución internacional que, en dos mil años, llegue al tobillo de la Iglesia en la ayuda a los pobres. La misión principal de la Iglesia es salvar almas. Ayudar a los pobres y ricos a ganarse el Cielo, donde serán eternamente felices.

*En aquellos días Moisés habló al pueblo diciéndole: “Mira: El Señor, tu Dios, te entrega esta tierra. Sube y toma posesión de ella, como te ha dicho el Señor, Dios de tus  padres. No temas ni te acobardes” (Deuteronomio 1, 21). No temamos, no seamos cobardes. El mundo es de Dios y se lo entrega a los valientes.