Padre Cano, m.C.R.

San Ignacio de Loyola - En la cueva de Manresa* Sin caridad, sin amor al prójimo, la Humanidad se irá embruteciendo, bestializándose.

* La oración fomenta en el alma la humildad, confianza y caridad, que nos elevan a la vida de santidad.

* No esquivemos los sufrimientos, físicos y morales, que el Señor nos envía para santificarnos.

* No habrá allí (en el infierno) más claridad que la precisa para acrecentar los tormentos (Santo Tomás de Aquino).

* Dicen los visionarios que, como la evolución toca a su fin, volveremos a la nada, seremos nada, a gusto de cada uno.