Nuestra Señora de la Merced - ArgentinaEL lugar destacado de devoción mercedaria en Argentina es Tucumán. Fue fundada por don Diego de Villarroel en 1565, en el llamado sitio de los Campos de Ibatín (unos 60 km al suroeste del centro de la actual ciudad), cercano a la actual ciudad de Monteros. En 1578, los indios solcos (de la cultura calchaquí), dirigidos por el cacique Gualán, estuvieron muy cerca de arrasar completamente la ciudad.

Los permanentes ataques indígenas fueron una de las razones del traslado de la ciudad en 1685 al sitio llamado La Toma (en lo que hoy es el casco histórico de la ciudad) cerca del cauce del río Salí.

Por los muchos favores que la Virgen de las Mercedes dispensó a los tucumanos, el cabildo en 1687 la nombró patrona y abogada de la ciudad.

General Belgrado (Argentina) y Virgen de la Merced.jpg

A la Virgen de la Merced le acreditan la victoria argentina en la batalla de Tucumán del 24 de septiembre de 1812. En ella se decidió la suerte de las Provincias Unidas del Río de la Plata contra los ejércitos reales de España. Belgrano, el general argentino, puso su confianza en Dios y en Nuestra Señora de las Mercedes, a quien eligió por patrona de su Ejército.

Como era muy devoto de la Virgen de la Merced, Belgrano oró largamente al pie de su imagen antes de la batalla. Y luego de la victoria en acto público y procesión entregó el bastón de mando del ejército argentino a Nuestra Señora de la Merced, nombrándola “Virgen Generala del Ejército Argentino”.