El Párroco

Jesús en el Huerto y el Ángel le ofrece el Cáliz que ha de beber* Todas las constituciones y “construcciones” políticas que desprecian la Ley de Dios son inhumanas y antinaturales. El diablo está ahí. No quiere que se conozca la realidad política de la Cristiandad. Ni tan siquiera del sistema político instituido por Franco en España.

* El Papa León XIII, en su encíclica Humanum Genus dice: “Lo primero que procurareis hacer será arrancar a los masones sus máscaras para que sean conocidos tales cuáles son”. Lean los documentos del Magisterio de la Iglesia y los libros publicados por ex-masones.

* Tanto el liberalismo como el marxismo reniegan de la verdad histórica. Intenta rehacerla con sus mentiras y torturas. Vano intento. Nadie puede cambiar la realidad histórica. Los endemoniados se creen dioses. En realidad son peleles y tontos útiles, manejados por el diablo.

* Está claro que todos debemos cuidar la Casa Común. Cada uno, su parcela. Los sin techo, su parte de acera. Las familias su pisito de cuatro camas. Los ricos sus hectáreas, los empresarios sus empresas y sus obreros. Los capitalistas salvajes recuerden que hay un infierno de eterno sufrimiento, ¿Y los políticos?

* Los libertinos han asimilado perfectamente la doctrina de su líder: “Los animales tienen sobre nosotros la ventaja de su independencia… En este estado natural de que gozan los cuadrúpedos no domesticados, los pájaros y los reptiles, el hombre sería tan feliz como ellos”. El médico que vió como moría Volteare dijo que era la muerte de un condenado al infierno.

* Los fantasmas del transhumanismo y posthumanismo que proyectan la inmortalidad y eternidad del cuerpo en la tierra, se han tragado la misma trola que Satanás lanzó a Eva: “No moriréis” ¡No moriremos! Porque nuestra alma es espiritual e inmortal. Creada por Dios a su imagen y semejanza. Viviremos eternamente felices con la Santísima Trinidad y la Virgen Santísima.