Arzobispo José Delicado Baeza

Monseñor D. José Delicado Baeza
Arzobispo de Valladolid

“¡Ha muerto el Caudillo…! Estábamos tan acostumbrados a su presencia y a su “capitanía”, que este acontecimiento se ha convertido para todos en una conmoción que se ha ido haciendo patente a lo largo de su prolongada agonía y, en cierto sentido, en un interrogante y una interpelación para todo el país. Desde que me ordené de sacerdote, hace 25 años, he venido rezando, a diario, la colecta “Et fámulos” en la que pedíamos, como nos recomienda la Sagrada Escritura, que hagamos por los que gobiernan, por el Jefe del Estado”.

Producciones Armada
Tenerife