Jesús encadenado

Pedro L. Llera

También trabajan por la destrucción de España los liberales masones, paganos y enemigos de Dios; liberales agnósticos o ateos; la derecha pagana que igual defiende el aborto que la ideología de género. Son globalistas, títeres de Macron y de Soros y del Bilderberg y de todas las agencias internacionales controladas por los gerifaltes del Nuevo Orden Mundial. Los masones llevan trescientos años tratando de destruir España. Y no se cansan: siguen. Estos son tan dañinos como los ecocomunistas, aunque por lo general son más aseados. Unos llevan rastas y coletas; los otros mandiles, compases y escuadras. Su factor común es el odio a Cristo.

(INFOCATÓLICA)