San José con el Niño Jesús sujetando la cruz

El Consiliario

* Quienes viven en la Verdad son alegres.

* “Voy a Entregarte alguno de la sinagoga de Satanás, los que se llaman judíos y no lo son, sino que miente” (Ap 3, 9).

* “Toda la vida humana, la individual y colectiva, se presenta como lucha, y por cierto dramática, entre el bien y el mal, entre la Luz y las tinieblas” (12 de Gaudium et Spes).

* El diablo teme el agua bendita, la catequesis y la doctrina, la Palabra de Dios y los sacramentos como medios de salvación, la oración y la Gracia, la esperanza en la vida eterna.

* Es verdad que hay una “apostasía” general. Eso parece. No nos olvidemos de los miles y miles de sacerdotes, religiosos y misioneros que quieren convertir al mundo para Cristo.

* “Jamás pueblo, ni jamás reyes tuvieron un más grande encargo providencial, o sobre sí una tan colosal y magnánima empresa como lo reyes españoles y el pueblo español en el siglo XVI” (Aparisi y Guijarro).

* “Hay que reconocer que muchas veces la mentira se presenta con apariencias de verdad. También es necesario discernir para reconocer la Verdad, la palabra que viene de Dios y responder a las tentaciones que vienen del padre de la mentira” (San Juan Pablo II).