papa-francisco-avion--644x362Papa Francisco

María, después de haber acogido la Buena Noticia que le dirige el arcángel Gabriel, María canta proféticamente en el Magníficat la misericordia con la que Dios la ha elegido. La Virgen de Nazaret, prometida con José, se convierte así en el icono perfecto de la Iglesia que evangeliza, porque fue y sigue siendo evangelizada por obra del Espíritu Santo, que hizo fecundo su vientre virginal. En la tradición profética, en su etimología, la misericordia está estrechamente vinculada, precisamente con las entrañas maternas (rahamim) y con una bondad generosa, fiel y compasiva (hesed) que se tiene en el seno de las relaciones conyugales y parentales.

Cardenal Wyszynski

El peor defecto de un apóstol es el miedo. El miedo incita a dudar del Maestro y estrangula el corazón y la garganta.

Cardenal Dolan

Proclamamos, como enseñaba Agustín, que si una cosa es mala, aunque todo el mundo la haga, es mala; y si una cosa es buena, aunque nadie la haga, es buena. Como santo Tomás Moro, estamos dispuestos a mojarnos, y hasta perder la cabeza, aun si esto choca a los deseos del rey de suprimir el matrimonio.

Cardenal Gianpaolo Grepaldi

Entre la presencia o la ausencia de Dios en el espacio público no hay término medio, no existen posiciones neutrales. Eliminar a Dios del espacio público significa construir un mundo sin Dios. Un mundo sin Dios es ya un mundo contra Dios. Excluir a Dios aunque no se le combata, significa construir un mundo sin referencia a Él.

Cardenal Müller

Como sabemos el disenso teológico puede tener diversos aspectos. Su forma más radical pretende el cambio de la Iglesia según un modelo de protesta inspirado en lo que se hace en la sociedad política. Cada vez con más frecuencia se cree que el teólogo sólo estaría obligado a adherirse a la enseñanza infalible del Magisterio, mientras que, en cambio, las doctrinas propuestas sin la intervención del carisma de la infalibilidad no tendrían carácter obligatorio alguno, dejando al individuo en plena libertad de adherirse o no, adoptando así la perspectiva de una especie de positivismo teológico. (cf. Ibíd., 33). Es importante lograr que quienes se mantienen en ese disenso, sepan que “en estos casos el teólogo evitará recurrir a los medios de comunicación en lugar de dirigirse a la autoridad responsable, porque no es ejerciendo una presión sobre la opinión pública como se contribuye a la clarificación de los problemas doctrinales y se sirve a la verdad” (Ibíd., 30).

Cardenal Gualtiero Bassetti

La palabra misericordia deriva del latín miseri cors dare (“dar a los pobres y a las creaturas humanas el propio corazón”), precisamente la familia tiene hoy una especial necesidad del corazón y del amor de Dios, pero también de la sociedad, para poder ser acogida y para explicar su alta vocación de misión.

Arzobispo Juan José Omella

Aunque no sabemos si la crisis ya ha pasado, podemos afirmar que sus consecuencias las continúan padeciendo muchas familias. A mayor escala, el panorama internacional nos presenta un mundo tensionado por las acuciantes desigualdades socioeconómicas, que lejos de menguar parecen perpetuarse. No podemos ignorar a nuestros hermanos más pobres, a los que mueren de hambre en los países llamados del Tercer Mundo. No podemos encerrarnos en nuestras trincheras de países desarrollados tratando de aumentar al máximo la sociedad del bienestar mientras hermanos nuestros carecen de lo más elemental y vital como es la comida la sanidad, la educación, el respeto de su dignidad.