familiaLa presidenta del Consejo Directivo de la Universidad Católica de Ávila (UCAV) y directora general del Instituto Secular Cruzadas de Santa María, Lydia Jiménez, inauguró este sábado el 67º Encuentro de Universitarios Católicos que la UCAV organiza junto con la Asociación EUC. Con el título “Llamados a amar II”, durante todo el fin de semana se abordará el tema de la mujer, el hombre, la familia y la sociedad.

En su ponencia, titulada “El corazón de la mujer”, Lydia Jiménez recordó que la mujer tiene mayor sensibilidad y los acontecimientos tienen en ella mayor resonancia. En cambio, el hombre siente, pero lo expresa de forma diferente, ya que el corazón de la mujer está dotado en orden a su misión específica, de esposa y de madre.

Asimismo, la directora general de las Cruzadas de Santamaría indicó que “lo más importante es el desarrollo armónico de la personalidad, donde se conjuga la afectividad, la voluntad y el entendimiento. En esa conjunción se da la estabilidad y la madurez”.

Para Lydia Jiménez, también es necesario educar el corazón, así como la voluntad y la inteligencia. “No se enseña a la juventud a controlarse, hay que saber educar en el sacrificio, el esfuerzo y la renuncia”, advirtió.

Hablando del matrimonio, la actual directora del Instituto Berit de la Familia en España y América Latina, invitó a los presentes a “pelear, luchar por mantenerlo y no romperlo”. Para ello, explicó, es imprescindible saber elegir a la persona adecuada y cultivar esa relación.

“El amor no es sentimiento, ni placer sexual, es donación. El sentimentalismo y la apatía son dos virus que corrompen la afectividad”, subrayó Lydia Jiménez. En este sentido, dijo que “el corazón del hombre debe enamorarse de la verdad y la belleza”. (Lydia Jiménez)