Obra Cultural

Jesús claado en la CruzRosita Bertasha Honezar, cuyo nombre artístico es NADIUSKA, es muy conocida en el mundo del cine español. Desde 1983 Nadiuska sintió la llamada a la fe. Su padre estuvo muy grave y esto le ayudó a pensar en la verdad y en la oración. Su padre se curó de una parálisis gracias a la oración «Y desde entonces Jesucristo es lo más importante para mí», dice la artista. Es muy interesante reproducir la entrevista que mantuvo en TVE, en el espacio «Testimonio», el 4 de febrero de 1986, con el director adjunto de dicho programa, José Antonio Martínez Puche.

Sí, sí. La mismísima Nadiuska, ha dado abiertamente testimonio de su fe en Jesucristo. Y de su pasión por María. Un testimonio que para la que fuera «sex-symbol» años atrás ha significado un cerrarse muchas puertas y un rechazar más de un guion, porque lo que ahora tiene muy claro Nadia es que esa fe en Jesucristo es el eje de su vida, y su existencia habrá de irse ajustando a la voluntad de Dios. Aunque pierda un dinero que buena falta le hace para abonar la estancia de su madre enferma en un sanatorio de Alemania. Ella comienza a experimentar que Dios, que no descuidaba a las aves del cielo y viste con exquisita elegancia a los lirios del campo, jamás podrá abandonar a sus hijos cuando se fían de él.

Nadia me recibe en casa de uno de sus amigos que más le ayudan en su iniciación cristiana: Paco Blanco. Un murciano de Lorca que acaba de enterrar a su madre. Y yo estoy seguro, de que la mamá de Paco tiene mucho que ver en el proceso de fe de Nadia, a quien tanto quería, por quien tanto oró y a la que, desde allá arriba, continúa alentando

  • Nadia, ¿quién es para ti Jesucristo hoy?
  • Para mí, actualmente Jesucristo, es lo más importante de mi vida. Me aporta mucha paz, mucha calma, mucho apoyo y junto a Jesucristo, encuentro siempre a la Virgen.
  • ¿Siempre han significado tanto para ti Cristo y María?
  • Desgraciadamente, no. Sólo hace dos años que estoy iniciando el cariño de la religión católica. Dado que soy prácticamente un bebé en la religión, tengo unos amigos que me aconsejan. En Dios siempre creía. Pero en ninguna religión, ni en la Virgen. En estos dos últimos años rezo mucho para que me perdone.
  • ¿Nadiuska es judía, polaca, rusa, española?
  • Judía, por parte de madre, que es judía polaca. Mi padre es ruso. Yo nací en Israel y estoy nacionalizada española.
  • ¿Puedes contarme cuándo fue tu primer contacto con el cristianismo?
  • A los siete años, me internaron en un colegio de monjas católicas en Alemania. Allí me bautizaron sin el permiso de mis padres. Este fue mi primer contacto. Pero todo quedó allí, se perdió totalmente, hasta hace dos años.
  • ¿Cómo fue ese segundo, y si Dios quiere, definitivo encuentro con el cristianismo?
  • Fue a través de un amigo mío, Paco Blanco, y de Gustavo Casado, gente muy religiosa y muy católica. Al frecuentar su trato, hablaba continuamente de Dios, y me despertaron un interés muy grande. Entonces cayó mi padrastro enfermo: tres infartos sucesivos, que lo dejaron totalmente paralítico. Los médicos me decían: Su padre no tiene curación y tendrá la mente de un niño de tres años. Por otra parte, mi madre también está enferma desde hace bastantes años. Y, claro, caí en una desesperación tan grande que no tuve a nadie a quien recurrir. Y recurrí a Dios.
  • ¿Y Dios respondió, como Cristo hacía según narra el Evangelio? Ya sabes que los milagros externos no tenían como objetivo sólo curar los males físicos, sino llevar a las personas a la fe. ¿Ha sido este tu caso?
  • Sí, sí. Dios me respondió curando a mi padrastro. Yo recé, pedí; pedí, con todos mis amigos. Y el Señor me escuchó.
  • Nadiuska se prepara ahora para su primera Confesión. ¿Cómo marcha el proceso hacia ese encuentro con el Señor en el sacramento de la reconciliación, del perdón?
  • Bueno, personalmente tengo mucho miedo, porque es un paso muy importante: recibir un sacramento no es cualquier cosa, entonces, durante estos dos años he ido caminando lentamente, pero decididamente, contando con el apoyo necesario de mis amigos, porque yo desconocía estos temas tan profundos. Estoy preparándome con la Biblia, con el catecismo, como cualquier niño a sus siete u ocho años. Pero no me arrepiento de nada, porque es algo muy bello. Pero quiero dejarme tiempo. Primero, por esta vida tan complicada que ha sido la de Nadiuska en sí, y, segundo, porque todavía sigo con mi trabajo (lo llevo lo más dignamente que puedo) porque lo uno no está reñido con lo otro. Hasta que no me sienta completamente bien preparada para el sacramento, no lo tomaré.
  • Y luego, la Eucaristía, la primera comunión.
  • Desde luego que sí. Cuando veo en misa que distribuyen la comunión me arde el corazón.
  • Pues ánimo. Tanto el sacramento de la reconciliación (confesión), como el de la Eucaristía, son dones de Dios. Claro que se requieren preparación por tu parte, pero el protagonismo es de Jesucristo. Seguramente, María podrá ayudarte a la preparación, pues me decías que la figura de María, judía como tú, ha sido un descubrimiento importantísimo y significa mucho para ti.
  • Mucho, mucho. María es mi Madre, mi Madre. La siento continuamente a mi lado. Las monjas de Monzón, con las que estoy en contacto permanente, me regalaron una pequeña imagen de la Virgen. La tengo junto a mi cama. No hay día que no le hable. Yo diría que conviven, conmigo Dios y su Madre. Les hablo en voz alta, les cuento mis problemas, les ruego, les pido perdón… como hablo ahora mismo contigo.
  • Eso es oración, Nadiuska: a Dios, Creador y Padre, y a María, la criatura elegida por Dios para ser su Madre y nuestra. Para terminar, Nadiuska, la sex-symbol que llegó a España hace unos años, que ha hecho más de cien películas, que ha significado tanto para muchos en otro aspecto… ¿qué diría desde la experiencia de fe que está viviendo, a tantos jóvenes y mayores que ponen su esperanza en los valores y en los ídolos que el mundo les ofrece?
  • A la gente que estamos viviendo un mal momento, una vida difícil y complicada, que, aunque tenemos mucha gente alrededor nos sentimos muchas veces muy muy solos, el pequeño consejo que puedo dar es el de mi propia experiencia; que recen mucho a la Virgen, y que la adopten como su Madre, aquí en la tierra como en el cielo. Con esto encontrarán más apoyo, más ayuda y mucha más paz.
  • Apoyo, ayuda y paz que tanto necesita Nadiuska en sus primeros pasos de iniciación cristiana, en los que el Señor ya le ha dado las primicias de su misericordia para poder caminar hacia Dios desechando las ofertas de los ídolos.

José A. MARTINEZ PUCHE

«NO HAY LODAZAL DEL CUAL MARÍA NO PUEDA SACAR A LOS DESGRACIADOS, NI LA LEPRA QUE NO CURE». Cualquier pecador que rece cada mañana y cada noche las TRES AVEMARÍAS, si lo hace con fe, superará su fragilidad. Las TRES AVEMARÍAS nos alcanzan las gracias mayores del Señor.