P. Alba

divinamisericordiaVeneración de la imagen

Entre otras cosas le dijo Jesús a santa Faustina Kowalska: “Prometo que el alma que  venera esta imagen no perecerá.”(Diario, 48). Además, se han dado casos en que han sido protegidas las casas y ciudades en donde se encontraba y veneraba esta imagen.

Coronilla

(Diario, 476)

Primero se reza un Padrenuestro, un Avemaría y un Credo. Después, se rezan 5 decenas como sigue:

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero. (1 vez)

Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero. (10 veces)

Para terminar, se dice tres veces:

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

Se recomienda acabar rezando una Salve.

La Hora de la Misericordia

A las tres de la tarde, suplica mi Misericordia, especialmente para los pecadores, y aunque sea por un brevísimo instante absórbete en mi Pasión, en particular en mi desamparo en el momento de mi agonía. Este es el momento de la gran Misericordia hacia el mundo. En tal hora, nada le será negado al alma que me lo pida por los méritos de mi Pasión” (Diario, 1320).