Isabel

Al pueblo se le engaña

San EloyLa representación democrática es hoy en día la autorrepresentación de los demagogos. No se representa al pueblo, al que se engaña o seduce, ni se gobierna para el pueblo sino para sus intereses y los de sus amigos y clientes. Y lo que se hace por el pueblo es sólo para seducirle y aficionarle al carpe diem mediante el panem et circenses. Naturalmente en su propio beneficio. (Dalmacio Negro – RAZÓN ESPAÑOLA)

La mujer

Edith Stein

A la joven, que no ha aprendido desde la juventud por la educación fundamental o por las circunstancias de la vida, a amoldarse, a renunciar, a sacrificarse, le llegará el deseo de la felicidad serena, del cumplimiento de todos sus deseos en el matrimonio. Si encuentra al esposo consentidor de sus deseos, entonces no aprenderá primero rectamente a refrenarse a sí misma, y si llega a los límites, surgirán conflictos que la conducirán o a un rompimiento o un agotamiento recíproco, si no despierta una reflexión sobre el pasado y una interiorización.

La secularización

Propongo un concepto que discutir. La secularización consiste en un progresivo apartamiento de Dios como autor y fin del mundo y del hombre, es decir, de la Verdad, tal como la define la Iglesia Católica. Expliquemos el concepto propuesto. “Progresivo”, porque la secularización cubre un largo proceso que se inicia con la decadencia de la escolástica y el avance del nominalismo en el siglo XIV y llega hasta el presente. Por lo tanto, varias son sus etapas, muchas sus corrientes y diferentes los rostros con los que aparece. (Juan Fernando Segovia – VERBO)

Proyectos abominables

El segundo que, si nos atenernos a las consecuencias lógicas de todo sistema liberal, que es la formación de oligarquías, llegamos fácilmente a una situación en que “la redistribución de la renta no se efectúa de ricos a pobres, sino de grupos desorganizados a grupos organizados (lobbies). El Estado no auxilia a quienes más lo necesitan, sino a quienes disfrutan de una mayor capacidad para presionar e influir sobre políticos y burócratas”. Muestra clara de ello son las ingentes cantidades de dinero público, sustraído de manera más o menos taimada del bolsillo del honrado contribuyente, que, en lugar de dirigirse a financiar servicios públicos o a obras sociales, se destine a la financiación de proyectos abominables como la ideología gay, de género, o el aborto. (Javier de Miguel – VERBO)

El Señor nos castiga (79)

Ante el escaso celo de sus sacerdotes ya se lamentaba el Beato Pío IX con estas palabras: “Ahora comprendo por qué el Señor nos castiga, y nos castigará aún, porque ¡somos nosotros la causa de la merma de la fe de los pueblos!” Ya san Juan Bosco anunció otro tremendo castigo que se ha dado: profetizaba que los edificios de las Órdenes Religiosas y de la Iglesia irían cayendo en manos laicas, por desgracia, a causa de la relajación del clero. (Jaime Solá Grané)

Alianza capitalista

¿Podría demostrarse que el supercapitalismo se alía con el comunismo? -Sobre esto se podría escribir largo y apabullantemente. Pero sólo daremos alguna información. El profesor Antony C. Sutton, en el importantísimo libro “National Suicide – Military Aid to the Soviet Union”(“Suicidio Nacional – Ayuda Militar a la Unión Soviética”) -Arlinton House, 1973, New. Rochelle, N. Y.-, con documentación avasalladora de los archivos del Departamento de Estado y de publicaciones rusas, demuestra esta espantosa complicidad. Ya en 1917, Lenin pudo triunfar gracias a los aliados. Pasando por alto sobre muchos hechos importantes, los Estados Unidos han montado la industria soviética. (Mn. José Ricart Torrens – CATECISMO SOCIAL)

Europa musulmana

Estoy pensando en el ethos musulmán. Quien sabe de historia, está consciente de que son muchas las vueltas posibles en el devenir de las cosas humanas, pero también es indudable que si las cosas siguen como van -e insisto en el condicional- en un lapso de tiempo relativamente breve -¿doscientos años, quizá cien o menos?- Europa será predominadamente musulmana. La causa de esto, me parece, aunque por supuesto es discutible, está más dentro de Europa, en su actual ethos, que entre los seguidores de Mahoma. (José Luis Widow Lira – VERBO)