Pablo

Exigir

San SabasAun así, conocidas todas estas trampas, hay que exigir. Hay que recordar una y mil veces que los políticos, vengan de donde vengan, son servidores públicos; que los funcionarios son nuestros empleados; que la policía la pagamos entre todos para que nos proteja a todos; que ni siquiera la burla del “cállese, lo suyo es votar” nos puede hacer olvidar nuestras exigencias más justas y razonables. (Javier Garisoain – AHORA-INFORMACIÓN)

Fundidos los plomos de la imaginación

Para quien tenga fundidos los plomos de la imaginación le propongo algunas ideas… Salir en bicicleta recorriendo alguna carretera de pueblos en los que no suele haber tráfico. Salir a pintar al aire libre: un paisaje, un pueblo desde las afueras, un río, etc… Llevando unas tablas que sirvan de soporte, unos blocs de pintura, unas ceras y unas sillas de tijera que no pesan. Visitar algún musco para favorecer el desarrollo de valores estéticos y culturales. Visitar algún Parque natural de animales. (Mikel Pando – EL PAN DE LOS POBRES)

Las fuerzas del mal

No es tanto la embarcación amenazada de hundimiento cuanto lo que representa: la comunidad de los seguidores de Jesús cercada por las fuerzas del mal. La tempestad y las olas embravecidas ponen en peligro la embarcación. “Jesús se ha dormido”. El sueño simboliza su ausencia, indica que los discípulos no son conscientes de su presencia hasta el momento del peligro. Pueda ser que nosotros nos encontremos con muchos momentos en que no sentimos la presencia de Jesús que parece ausente, dormido. La soledad de saber que nadie puede ayudarnos a superar la tormenta, que nadie, atravesará por mí los momentos únicos de cada uno. (P. Julio Abelaira Casal – EL PAN DE LOS POBRES)

El padre Solá habla del demonio (23)

Cuando encontramos el caso de una persona que hace cosas raras primero aplicamos los principios de la sana filosofía y la sana teología. EL HECHO. ¿Es verdad? ¿Han ocurrido las cosas como se dice? Si las vemos no hay dificultad; las estamos viendo, el sujeto está allí dando vueltas, y haciendo cosas raras, subiendo por las paredes… ya lo estamos viendo. ARGUMENTO FILOSOFICO. ¿Esto se puede hacer naturalmente? ¿Puede hacerse con las fuerzas naturales? Esto nadie lo sabe hacer , quedar pegado a la pared, ir caminando por el techo, subirse y bajar… y que si lleva faldas las faldas no se le caen, y la cabellera no le cae sino que está como si anduviese derecho por el suelo… ¿esto se explica naturalmente? Es difícil de explicar y la mayoría de la gente ya lo ve que esto no se explica naturalmente. Entonces es sobrenatural. Si es sobrenatural es de Dios o del demonio, de uno de los dos. (P. Francisco de Paula Solá S.J.)

Pudor y castidad  (107)

El celibato, como enamoramiento de Cristo, produce una gran autonomía afectiva. Las hostilidades del mundo, lo mismo que los eventuales halagos y éxitos, al corazón centrado en Cristo por la virginidad le traen sin cuidado: no se goza, ni se duele, ni espera, ni teme nada de este mundo, “con tal de gozar a Cristo” (Flp 3, 8). Esto es lo absoluto, lo único necesario (Lc 10, 42), y todo lo demás queda trivializado, son sólo añadiduras (Mt 6, 33). En el amor de Cristo, para el corazón célibe, todo lo del mundo queda por un lado oscurecido y por otro iluminado. (José María Iraburu)

Lo divino de cada hombre

Empero, Señor, ¿el sacerdote es un extraño al mundo, a las lágrimas, al hambre, a la miseria y al subdesarrollo, a la guerra y a la discriminación racial? … “Oh, no, no eres un extraño -oigo lúcidamente-. Pero tu sacerdocio es algo serio. Lo primordial es lo divino de cada hombre, y en la medida en que se cristianicen los hombres se aliviarán penas y conflictos, se allanarán montañas de odio y egoísmo…” Pero, ¿no daremos apariencias de verdad a la acusación que nos tilda de que la religión es el opio de las culpables resignaciones y claudicantes aceptaciones de situaciones inadmisibles? (José Ricart Torrens, Pbro. – AVE MARÍA)

Transformar en verdadero amor

El noviazgo permite conocer al otro y comprobar si el primer sentimiento espontáneo se transforma en verdadero amor. “El amor no es solamente un sentimiento. Los sentimientos van y vienen. Pueden ser una maravillosa chispa inicial, pero no son la totalidad del amor… Es propio de la madurez del amor que abarque todas las potencialidades del hombre e incluya, por así decir, al hombre en su integridad” (Encíclica de Benedicto XVI Deus caritas est, 17). El amor es una realidad tan maravillosa que hemos sido creados para amar. Amar y ser amado es el sentido de la vida. (Pedro Trevijano, Pbro. – INFOCATÓLICA)