Templo Expiatorio TibidaboEl templo expiatorio de Barcelona, el Cerro de los Ángeles, en Madrid y el Santuario de la Gran Promesa, en Valladolid, son jalones gloriosos que se alzan en el suelo del querido pueblo español, expresando sus sentimientos de amor y reparación con el Corazón de Jesús. Testigos son esos lugares de los raudales de misericordia y de gracia que el Señor derrama y de cuántas personas encuentran un remanso de paz y refugio de salvación, respondiendo a la dulce llamada de: “Venid a Mí todos los que estáis cansados y agobiados que yo os aliviaré” “¡Que este fluir de almas hacia el Corazón de Jesús continúe ininterrumpido en estos santuarios…!”

San Juan XXIII, mensaje radiado al bendecir la imagen del Sagrado Corazón sobre el templo expiatorio del Tibidabo, octubre de 1961