Isabel

Rechaza visceral

Jesús muerto en CruzUn fenómeno político-cultural que se tradujo en la reivindicación de las tradiciones más o menos marginadas entonces por el régimen político, como la representada por la Institución Libre de Enseñanza -poco a poco, asumida por historiadores católicos como Vicente Cacho Viu y María Dolores Gómez Molleda-, el liberalismo de izquierda, o el movimiento obrero. Algo que naturalmente tenía como complemento el rechazo visceral de las distintas tendencias culturales e intelectuales confluyentes en el régimen vigente. (Pedro Carlos González Cuevas – RAZÓN ESPAÑOLA)

La mujer

Edith Stein

Porque es aquí especialmente necesario entender cuidadosamente los signos que muestran el camino. Esto consiste en hacer todo lo que está dentro de sus fuerzas por mantenerse cerca de Dios, es decir que se vale del medio de las gracias, que están a disposición de todo cristiano para cumplir con los mandamientos.

La ideología de género

Denuncia que el colonialismo de Occidente sigue tratando de imponer una falsa moralidad con valores engañosos tales como la teoría del género, los supuestos “valores sexuales y reproductivos” y el programa homosexual. La ideología del género transmite una burda mentira, al negar la realidad del ser humano como hombre o mujer. De construye la persona humana y destruye el orden social, con el objetivo de abolir la civilización cristiana y de construir un mundo nuevo. Además se promueve el aborto con un enfoque maltusiano respecto a los países pobres, al tiempo que la eutanasia se ha vuelto un nuevo objetivo, tratando de eliminar a los ancianos y discapacitados. (Ignacio Barreiro – VERBO)

Temor y amor (99)

Se habla mucho de amor, pero muy poco o nada del temor a Dios. Hoy se dice: temed a los hombres pero no a Dios que es Padre. Por el contrario los santos decían: no temáis, porque Dios está con vosotros. Temed ofenderle. Como advierte san Alfonso; confiar sólo en el amor acaba en presunción y temeridad. “Para proceder a la enmienda, fuerza es recelarse del castigo; es verdad que Dios protege al hombre que en su misericordia confía, pero a aquel hombre que confía y teme al propio tiempo su justicia; porque la esperanza que ataja el temor degenera en presunción y temeridad. (Jaime Solá Grané)

Partidos artificiales

Por el contrario, el liberalismo ha introducido, para supuestamente defender los intereses profesionales, entes creados por el leviatán estatal, sometido a sus principios y leyes, y sujeto a los intereses partidistas de los gobernantes, pues la representación política ya no emana de los grupos naturalmente representativos, sino de entes, partidos, que son puramente artificiales, burocráticos, y de carácter empresarial, es decir, un mimetismo del paradigma liberal sobre el que se asientan. (Javier de Miguel – VERBO)

Matrimonio sacramento

Ya lo recoge Pío IX en las proposiciones LXV y LXVI del “Syllabus”, formuladas como sigue: “No se puede sufrir en manera alguna que se diga que Cristo haya elevado el matrimonio a la dignidad de sacramento”, “el sacramento del matrimonio no es sino una cosa accesoria al contrato y separable de éste”. (Mn. José Ricart Torrens – CATECISMO SOCIAL)

Dinámica sartreana

Sartre parece darse cuenta de que una moral, para ser verdaderamente tal, y aunque haya quedado destruida la posibilidad de que posea un carácter objetivo, ha de ser universal. Evidentemente, en la dinámica sartreana de la libertad, el otro queda de alguna manera enfrentado con el yo, de allí que no sea raro que en otra obra, el filósofo existencialista afirme que “el infierno son los otros”. (José Luis Widow Lira – VERBO)