Padre Martínez Cano, m.C.R.

San Alberto Magno - Doctor de la Iglesia* Dios, nuestro Padre Eterno, quiere ser amado. Amémosle de todo corazón.

* Hacer lo que a uno le da la gana es esclavizarse de sus instintos animales.

* Las catacumbas de nuestros tiempos están  aire libre. Combatamos los nombres combates de la fe.

* Esto está que arde. Te encuentras con personas que no piensan. Repiten lo que oyen en los medios. Y se creen intelectuales.

* Es verdad que nos salvamos por la gracia de Dios. También es verdad que nos salvamos por nuestra cooperación a la gracia de Dios.

* El mundo global quiere hombres robots, hormigueros, rebaños, piras. Todo. Menos hombres y mujeres hechos imagen y semejanza de Dios.

* El general Franco, durante su mandato, fue un católico en muchos aspectos ejemplar, que procuró el bien para todos sin discriminaciones, persiguió la corrupción, impulsó toda clase de mejoras sociales que no voy a enumerar aquí, tuvo muy buenas intenciones y aciertos en el Gobierno de la Nación, que a su muerte la dejó desarrollada y preparada para intervenir en la política internacional que tantos disgustos le provocó por el aislamiento al que sometieron a España los países democráticos durante bastante años. (Roberto Grao García – HISPANIDAD).