Pablo

La verdad es la única caridad

Presentación de la Santísima Virgen MaríaSe le pueden, pues, en ciertos casos sacar en público sus infamias, ridiculizar sus costumbres, cubrir de ignominia su nombre y apellido. Sí, señor; y se puede hacer en prosa, en verso, en serio y en broma, en grabado y por todas las artes y por todos los procedimientos que en adelante se puedan inventar. Sólo debe tenerse en cuenta que no se ponga en servicio de la justica la mentira. Eso no; nadie en esto se salga un punto de la verdad, pero dentro de los límites de ésta, recuérdese aquel dicho de Crétineau-Joly: La verdad es la única caridad permitida a la historia; y podría añadir: La defensa religiosa y social. (Sardá y Salvany – El liberalismo es pecado)

La conciencia

No basta invocar la conciencia ni el sentir subjetivo para legalizar y mucho menos legitimar hechos positivamente monstruosos. Esto será muy liberal, pero es ferozmente anticristiano. (Mn. José Ricart Torrens – CATECISMO SOCIAL)

Abolición del dinero

A pesar de acompañar al ser humano desde que hace tres mil años aparecieron las primeras acuñaciones, parece que al dinero le queda poca vida. Al menos eso sugieren las noticias que con frecuencia acelerada nos van llegando desde la Unión Europea. (Jesús Laínz – RAZÓN ESPAÑOLA)

Cuba y Cánovas

Por si hay alguno todavía que, reconociendo la maldad intrínseca del sistema liberal, ponga en duda la inferioridad aún mayor de sus hombres, no necesita siquiera levantar los ojos y ver, a lo largo de la áspera vertiente que entre precipicios vamos bajando, la cumbre, cada vez más lejana, donde tuvo, en días mejores, asiento nuestro poderío: bástele mirar el problema que absorbe la atención pública y a España y a sus gobernantes. El problema es Cuba; el hombre es Cánovas. España da a torrentes sangre y dinero para resolverlo. (Juan Vázquez de Mella – El Verbo de la Tradición)

Traición al hombre

Se sufre el espejismo de poder conservarlo haciéndolo funcionar mejor. De la crisis se saldrá pronto, se repite, para retornar a un paraíso. Se trata propiamente de una ilusión. Una ilusión que, sin embargo, constituye una trágica e inmoral traición al hombre. (Miguel Ayuso – VERBO)

La fe e historia

La fe está arraigada en la historia sagrada, las historias de la Biblia, las tradiciones del pueblo judío y de la Iglesia; por lo tanto, si negamos la importancia de la historia, la fe se vuelve imposible. En el Nuevo Testamento vemos cómo los Apóstoles y los predicadores apostólicos hacen frecuente referencia a los acontecimientos del Antiguo Testamento. Un ejemplo muy interesante lo encontramos en los Hechos de los Apóstoles, en el discurso del diacono San Esteban ante el Sanedrín. (Mons. Ignacio Barreiro Carámbula – Verbo)

Enemigos de los demoliberal

Los únicos “enemigos” del orden demoliberal no son ni la yihad global, ni el individualismo hedonista, ni el aflujo masivo a Europa de población extraña e inasimilable, sino los que, vulnerando obstinadamente el statu quo, preconizan la repolitización del espacio público denunciando los problemas concretos y señalando a los que consideran responsables. En realidad, los auténticos “despolitizadores” son los que claman contra la “antipolítica” que presuntamente representan Trump en Estados Unidos o Nigel Farage en el Reino Unido, los que defienden el monopolio de la acción política por los partidos, la perpetuación de las oligarquías y la institucionalización del marxismo cultural. (Pablo Guerrero – RAZÓN ESPAÑOLA)