Obispo Francisco Peralta Ballabriga

Monseñor D. Francisco Peralta Ballabriga
Obispo de Victoria

“Franco sacó a España de sus momentos difíciles, de la atonía que se había apoderado de nuestra nación. Franco nos libró de la conflagración universal; Franco encauzó nuestro desarrollo. La figura de Franco en la historia permanecerá siempre grande. Ha sido un jefe de Estado cristiano y católico cien por cien. Para encontrar otro de su talla en esos órdenes habría que remontarse a los Reyes Católicos, a Carlos I o a Felipe II. Su muerte, con su testamento espiritual, nos ha emocionado. Su fe se puso de manifiesto en toda su vida, lo mismo política que particular. La pudimos comprobar muchísimas veces, ya que en sus discursos apelaba siempre a Dios, cimiento de toda su obra. Su legislación en todo momento estuvo orientada dentro de la Ley de Dios. Yo fui testigo de la delicadeza con que Franco ha tratado siempre a la Iglesia. La ha ayudado y favorecido. Cuando los obispos teníamos alguna dificultad con la Administración, acudíamos a él, que la resolvía siempre a favor de la Iglesia. La quería por encima de todo partido. Yo mantuve algunas largas conversaciones con el Caudillo y siempre me supo animar a que los alaveses fuesen buenos cristianos. Mostró en todo momento su estimación hacia nuestros sacerdotes… Su vida fue siempre honesta y familiar…”.

Producciones Armada
Tenerife